José Luque - DESDE MI RINCÓN

Obsoleto José Luque

¿Es que no tiene de dónde recortar la Junta para compensar la supresión del Impuesto de Sucesiones...?

En ocasiones, antes de opinar sobre determinados temas prevengo a quienes puedan oírme que últimamente me considero algo obsoleto. Es decir, rancio para lo que está de moda. No juzgo si eso es bueno o malo. Sólo reconozco que en algunas cosas no comparto la manera de pensar y actuar de quienes triunfan social y políticamente. Digo esto para comentar algunas noticias recibidas la pasada semana.

Estos son los hechos. Primero, el responsable de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, condiciona su apoyo a los presupuestos autonómicos a que se reforme el Impuesto de Sucesiones bonificando hasta un millón de euros por heredero. Impuesto que este señor califica como injusticia social. Segundo. La consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, afirma que se está estudiando el tema, compartiendo cifras y buscando la manera de compensar el impacto en la recaudación. Tercero. La .secretaria general del PP-A, Dolores López, afirma que el PP tiene claro lo que quiere y no es otra cosa que la bonificación del 99 por ciento de dicho impuesto.

Los actores de estas noticias son políticos que cobran del presupuesto de los andaluces. Por ello deduzco que deben ser personas socialmente valoradas. Como no alcanzo a digerir sus razonamientos es por lo que reconozco estar algo obsoleto. No obstante voy a procurar razonar mi desacuerdo.

No comprendo a la señora Montero (PSOE) cuando dice que de eliminarse este Impuesto no encuentra la manera de compensar la recaudación. Bastaría con suprimir, entre otras cosas, gran parte de los asesores nombrados a dedo en la Junta, Diputaciones y Ayuntamientos; cerrar las puertas giratorias; reconducir el coste de Canal Sur y de los cientos de organismos improductivos que dependen financieramente de la Junta; o establecer un adecuado control interno que consiga una utilización eficiente de los recursos además de prevenir fraudes y errores como los sufridos en Andalucía. Bastaría con eso, repito, para compensar exponencialmente lo que se recauda al año por el tan cacareado impuesto.

Las palabras de los responsables del PP y Ciudadanos suenan huecas. Ellos saben que el Impuesto en cuestión es un tributo estatal cedido a las Comunidades Autónomas. Eso quiere decir que el Parlamento nacional lo puede modificar, eliminar o hacer con él lo que más convenga a los españoles. ¿A qué esperan para quitarlo? ¿No gobierna el PP desde hace seis años? En la actualidad, ¿no apoya Ciudadanos al gobierno de Rajoy? ¡Menos rollo macabeo! ¿Es que creen que los españoles, y este caso, andaluces, somos idiotas?

Dicho esto confieso que no es para preocuparse estar un poco obsoleto. Viendo las cascarrias que hoy por hoy arrastra la cresta de la ola, no es malo encontrarse fuera del agua en estos momentos.

Toda la actualidad en portada

comentarios