La delegada de Salud, durante la presentación del proyecto de reforma del centro de salud de Avenida América
La delegada de Salud, durante la presentación del proyecto de reforma del centro de salud de Avenida América - V. M.
BALANCE DE SEOPAN

La obra pública resucita en Córdoba en 2017 con una subida del 82%

Junta y Ayuntamientos llevan la licitación a 128 millones, que están aún muy lejos de las cifras logradas hace una década

Actualizado:

La construcción saldó 2017 en Córdoba con un resultado másque positivo en el campo en el que más le está costando resurgir: el de la obra pública. Registró un crecimiento de más del 80%, gracias al empuje que mostraron los Ayuntamientos (incluye a la Diputación) y la Junta.

Según Seopan (Asociación [nacional] de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras), a lo largo del año pasado, los poderes públicos sacaron a concurso proyectos en la provincia por valor de 127,7 millones. Esa cantidad implica un fuerte crecimiento interanual: 82,4%. Son 57,7 millones más que en 2016.

Con esas cifras, Córdoba rompió con un bienio de caídas en la licitación de obra pública. Eso sí, si se observa la última década, estuvo marcada por el hundimiento de la inversión de las Administraciones en esta materia, acuciadas por la crisis y la necesidad de contener el gasto.

La caída fue brutal. Si se analizan los datos desde 2008 se puede apreciar perfectamente el desplome. En ese ejercicio, cuando la recesión estaba desatándose, se sacaron a concurso iniciativas por valor de 410 millones -se venía de 419 en 2007-. Del derrumbe da idea que en 2012, la inversión pública en este campo tocó suelo, con 56,7 millones, que es el peor dato de la última década.

La subida en 2017 llegó y lo más positivo es que ha sido contundente. Fue la Junta la que tiró con más fuerza del incremento. En Córdoba, sacó a concurso proyectos por valor de 64,5 millones. Esa cantidad implica un crecimiento interanual del 228% al sumar 44,8 millones más que en 2016.

Caída del Gobierno central

Ese estirón se produce gracias a haber activado la licitación de las obras de reforma del centro de salud de la Avenida América para su reapertura (1,9 millones), de los trabajos de rehabilitación del Ayuntamiento de Peñarroya (3,7) o de la construcción de depuradoras (19,6).

Los Consistorios y la Diputación fueron los otros responsables del buen comportamiento de la obra pública. Situaron su licitación en 56,4 millones. Son 19,2 más que un año antes, lo que supone una subida del 51,6%.

La Administración local va dejando atrás la crisis. Sus arcas están más boyantes que durante la recesión. Además, hay que valorar que el presente año es previo a las municipales de junio de 2019. Eso, a buen seguro, animará a los Ayuntamientos a rascarse el bolsillo para tener proyectos que «vender» de cara a la precampaña, que cada vez comienza antes.

La nota negativa la protagonizó el Gobierno central, que acumula varios ejercicios con niveles de inversión bajos en la provincia. Activó contratos por valor de 6,8 millones. Esa cifra es inferior en un 48% a la registrada en 2016, cuando se situó en los 13,2.