COMPLEJO REINA SOFÍA

El nuevo edificio de consultas infantiles prescinde de las 221 habitaciones originarias

El proyecto actual no contempla las salas para hospitalización del plan original de 2006

Aparcamientos del hospital Reina Sofía
Aparcamientos del hospital Reina Sofía - V. M.

La crisis económica dejó aparcado el ambicioso Plan de Modernización del Hospital Reina Sofía, valorado en unos 110 millones de euros. Preveía una ampliación del centro en unos 50.000 metros cuadrados y la reforma de otros 18.000, con más quirófanos, nuevas instalaciones para diagnóstico y tratamiento y la construcción de nuevas áreas de la Mujer y del Niño.

Desde 1996, cuando se diseñó un nuevo Plan Director tras el incendio que sufrió el complejo hospitalario, los planes de la Junta sobre el Materno-Infantil han ido cambiando y sus aspiraciones han sido menguantes. En 2006 se preveía ya no un edificio nuevo, sino una ampliación de este área con 221 habitaciones individuales, 53 puestos para neonatos y un hotel de madres con ocho plazas. El último anuncio de Salud sobre esta materia habla de «66 dependencias» en consultas externas y ni rastro de nuevas salas de hospitalización.

Los ánimos, caldeados

Si ya de por sí el proyecto le parecía insuficiente a los colectivos que demandan mejoras en este área del hospital, la forma de sufragar el coste de la construcción de las consultas, a base de privatizar el parking, terminó por caldear los ánimos. La Junta ha decidido paralizar el contrato hasta lograr «consenso», aunque sus pretensiones son retomar el proyecto una vez concluya la mesa de diálogo creada a tal efecto.

La adjudicataria de la reforma y gestión de los nuevos aparcamientos del complejo sanitario tendrá que ejecutar, como contraprestación, el edificio de consultas externas materno-infantiles. Las obras tienen un presupuesto de 6,3 millones de euros y un plazo máximo de ejecución de 36 meses.

El anteproyecto del edificio, redactado por Aidhos Arquitec, S.A, plantea prolongar el actual 90 metros en dirección hacia el sur. La ampliación tendrá cinco plantas, aunque dos de ellas quedarán sin uso. Así lo confirmó la propia directora-gerente del recinto sanitario, Marina Álvarez, que avanzó hace pocas semanas que «el edificio contará con 66 dependencias y aumentará en un 36 por ciento la capacidad asistencial» para los pacientes de este área.

La Plataforma No me quites mi hospital, integrada por 37 colectivos de pacientes, vecinales, sindicatos, familias y sanitarios, ha reiterado desde el anuncio del proyecto que las mejoras planteadas le parecen insuficientes. Critican que las actuales instalaciones en las que se atiende a niños y madres presentan serias carencias de luz, ventilación y espacio y que la ampliación prevista no sólo no solucionará estos problemas, sino que pueden llevar a agravarlos: su ubicación «va a incrementar el cerco que hoy sufre el actual hospital infantil», denuncia la plataforma.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios