CERTAMEN FLAMENCO

Noche de arte con los premiados

El Barullo, José Anillo y El Currito recogen sus trofeos del Concurso Nacional de Flamenco

El Barullo en una pose flamenca durante su actuación
El Barullo en una pose flamenca durante su actuación - VALERIO MERINO

Tras dos semanas de intensa actividad flamenca, el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba cerró ayer su vigésimo primera edición con una gala de reconocimiento a los premiados, que pudieron disfrutar en el escenario de su momento de gloria frente a los aficionados que se dieron cita en el Gran Teatro. El bailaor Juan Fernández «El Barullo », el cantaor José Anillo y el guitarrista cordobés Francisco Prieto «El Currito» fueron los protagonistas de una emotiva velada conducida por el periodista cordobés Jesús Vigorra, en la que los tres ganadores volvieron a subir a las tablas para hacerse valedores del prestigioso galardón.

Junto a ellos, estuvieron presentes algunos de los finalistas de este año, que recibieron diploma y el calor del público. Sin duda un emotivo colofón para un certamen que este año ha cumplido sesenta años de historia y que ha estado marcado por la disparidad de niveles que hemos visto en la fase de opción a premio.

Un breve vídeo con imágenes de los diferentes ganadores a lo largo de la historia del concurso sirvió para romper el hielo de una gala que fue intercalando el protocolo de la entrega de premios con las actuaciones de los ganadores. El teniente de alcalde de Cultura, David Luque, fue el encargado de entregar los diplomas a los finalistas de la modalidad de Baile al no estar presentes ninguno de los miembros del jurado en esa disciplina. Por su parte, la cantaora Mayte Martín y el guitarrista Víctor Monge «Serranito», ambos miembros del jurado este año, hicieron lo propio en las disciplinas de Cante y Guitarra Flamenca.

En el apartado artístico, el bailaor Juan Fernández Montoya «El Barullo» fue el primero en hacer acto de aparición en el escenario. Bailó a pelo por bullirías. Sin guitarra, solamente con el acompañamiento al cante de Luis de Ramón. Racial en sus formas, heredades de su abuelo Farruco, el sevillano agradeció el reconocimiento y confesó sentirse «contentísimo por haber logrado el Nacional» momentos antes de recibir el galardón de manos de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, que fue la encargada de entregar los tres premios a los vencedores. «Ya canta uno más relajado» Y del baile de El Barullo pasamos al cante de José Anillo, ganador del Premio Nacional de Cante este año.

«Ya canta uno más relajado…», dijo el gaditano tras abrir su recital por alegrías con la guitarra del maestro Rafael Rodríguez, que ha dado una lección magistral de acompañamiento al cante durante la fase de clasificación y opción a premio. Sin los nervios propios de la competición, siguió cantando por malagueñas y quiso despedirse por bullirías del público cordobés, que correspondió con una gran ovación a ambos artistas.

Pero la gran ovación de la noche fue para el guitarrista cordobés Francisco Prieto «El Currito». Él ha sido la gran revelación de esta edición y su premio el único que el jurado ha concedido por unanimidad. Con el micrófono en mano no se mostró tan ducho como con la guitarra y reconoció «no tener palabras para describir lo que estoy sintiendo» momentos antes de recibir el premio de manos de la alcaldesa. En su actuación comenzó tocando por rondeña y cerró con un toque por tarantas mostrando nuevamente su virtuosismo y brillante técnica. El cierre de la gala lo puso nuevamente El Barullo con una soleá por bulerías, esta vez con el cuadro de baile ya al completo. Arte puro para despedir el concurso hasta su próxima edición en 2019.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios