En la foto, María Alvear y Fernando Giménez Alvear
En la foto, María Alvear y Fernando Giménez Alvear - ABC
EMPRESAS

Una mujer se pondrá al frente de las bodegas Alvear de Montilla por primera vez en tres siglos

La octava generación de la familia prepara el relevo en la bodega más antigua de Andalucía

CÓRDOBAActualizado:

Los tiempos, aunque despacio, van cambiando. También en el campo de los negocios. Por primera vez en la historia de la empresa, una mujer se pondrá al frente de las Bodegas Alvear de Montilla, que preparan el relevo a la octava generación en este negocio familiar. María Alvear está asumiendo progresivamente las funciones representativas, según ha explicado la empresa, junto al consejero delegado Fernando Giménez Alvear.

Se trata de la bodega más antigua de Andalucía y la segunda más añeja de España. Fundada en 1729, esta empresa familiar ha transmitido de generación en generación el legado de sus vinos, un patrimonio reflejado en las «joyas enológicas» que poseen y en los novedosos proyectos que está emprendiendo la firma para velar por la defensa de la tierra y para que otros cultivos no terminen con la que es la mejor zona de la región, «el 'grandcru' del viñedo montillano».

Según explica Bodegas Alvear, «todos sus vinos se elaboran a partir de la variedad Pedro Ximénez, el mejor patrimonio de Montilla, por la que apostaron las primeras generaciones de la bodega en el siglo XVI vislumbrando su gran potencial para elaborar vinos de calidad». Desde entonces, ocho generaciones han mantenido vivo su amor al vino con «entusiasmo, rigor y pasión».