Integrantes de la célula yihadista que se juzga en la Audiencia Nacional
Integrantes de la célula yihadista que se juzga en la Audiencia Nacional - EFE
JUICIO

Un mosso infiltrado revela que unos yihadistas querían «reconquistar» la Mezquita-Catedral de Córdoba

Un converso, Antonio S.M., aspiraba a atentados y a recuperar el monumento

CÓRDOBAActualizado:

Un mosso d'Esquadra infiltrado en la célula yihadista ubicada en Terrassa (Barcelona) desarticulada en 2015 ha declarado este martes en el juicio que sus miembros ya querían ese año «crear el caos» con atentados en zonas turísticas de Barcelona y en la sede del Parlament catalán, pero también «reconquistar la Mezquita de Córdoba».

Ha añadido que vio riesgo inminente de que iban a cometer una acción cuando en una de las reuniones en la que él participó, seis días antes de las detenciones en abril de 2015, la célula preparaba ya el secuestro en Cataluña de una persona que tenían seleccionada y sabían dónde vivía para decapitarla al modo del Estado Islámico vistiéndola con un chándal de color naranja.

El acusado decía que España era «la tierra de sus abuelos, Al Ándalus»

Este mosso ha comparecido en el juicio que celebra la Audiencia Nacional contra diez acusados de formar la célula yihadista, como testigo en su condición de agente encubierto tras haber estado infiltrado. Ha precisado que las ideas de cometer acciones terroristas las transmitía en diversas reuniones el presunto líder del grupo, Antonio S.M., uno de los españoles conversos al Islam que se encuentran entre los acusados.

«Antonio estaba de acuerdo con la petición del Estado Islámico de ir a Siria a combatir o hacer daño en la tierra de cada uno y dijo que España era la tierra de nuestros abuelos, Al Ándalus, y quería hacer algo aquí, es decir un atentado terrorista, e incluso reconquistar la Mezquita de Córdoba», ha destacado el agente encubierto.