Un viñedo afectado por el hongo mildiu
Un viñedo afectado por el hongo mildiu - ARCHIVO
CAMPIÑA SUR

Montilla-Moriles, en alerta por el mildiu

El marco regulador avisa a la Junta de las primeras infecciones del hongo en la vid

CÓDOBAActualizado:

El mildiu es un hongo que afecta al cultivo de la vid y que ocasiona «daños irreparables», según apunta a ABC el gerente de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, Enrique Garrido. Aunque no llega a casuar la muerte de la planta, sí echa a perder la producción, matiza. La lluvia es el vector que provoca este hongo que en los últimos cinco años apenas ha tenido incidencia en el marco regulador por la sequía. Pero el ciclo parece que ha cambiado y las numerosas lluvias registradas desde el pasado febrero, y que aún continúan, «han provocado el desarrollo del hongo en una proporción que no veíamos desde hace años», apunta Garrido. .

El mildiu es una enfermedad endémica en la zona de Montilla-Moriles. Los viticultores que han encontrado alguna mancha de mildiu, la mayoría de ellas esporuladas (con pelusa) se han puesto en contacto con el Departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía, para que compruebe si ciertamente es una infección del hongo plasmopara vitícola.

Desde el marco regulador señalan que «es muy importante detectar lo antes posible las primeras infecciones de mildiu para realizar los tratamientos en el momento adecuado, de forma efectiva y eficaz».

La situación actual del mildiu en Montilla-Moriles se calibra por los brotes ya aparecidos y los incipientes. Así, los avisos realizados durante el día 4 y a lo largo de la semana pasada (7-8-9-10) localizados en Montilla, Santaella y Aguilar de la Frontera, y posteriormente en Castro del Río, La Rambla y Montemayor son relativos a las infecciones primarias procedentes de las lluvias del 22 y 25 de abril. Se prevé que las infecciones secundarias y más generalizadas sean visibles entorno al 16-20 de mayo dependiendo de las temperaturas en los próximos días.

Desde el Aula de Viticultura del Consejo Regulador DOP Montilla-Moriles se aconseja tratar inmediatamente las parcelas no tratadas con anterioridad con productos sistémicos o penetrantes; y en parcelas ya tratadas, repetir el tratamiento antes de la próxima lluvia o cuando pasen los 12 días desde el último tratamiento, siempre antes del 16 de mayo.