La calle Corredera de Montilla, en una imagen de la web del Ayuntamiento
La calle Corredera de Montilla, en una imagen de la web del Ayuntamiento - ABC
INFRAESTRUCTURAS

Montilla afronta nuevos cortes en el centro por las obras en la calle Corredera

El Ayuntamiento implanta un plan de tráfico para facilitar la movilidad

MONTILLAActualizado:

El centro urbano de Montilla sigue acelerando su transformación. En los próximos días, los ciudadanos no podrán circular por una de las calles más transitadas de la ciudad, debido a las obras que se van a realizar sobre la calzada de la calle Corredera. El Ayuntamiento de la localidad de la Campiña Sur ha informado a través de un comunicado del plan de tráfico que se ha puesto en marcha para paliar, en la medida de lo posible, los inconvenientes que puedan provocar las obras.

Así, a partir del próximo lunes día 16 de abril, y durante una semana aproximadamente (ésas son las previsiones del Ayuntamiento), se procederá al desvío del tráfico rodado que circule por la calle Puerta de Aguilar con sentido hacia la calle Corredera, a la altura de la calle Ballén.

El tráfico rodado quedará regulado y articulado a través de diferentes medidas. Con la primera de ellas, se desviará el tráfico rodado por la calle Ballén hacia las calles San Francisco Solano y Santa Ana. Por otro lado, los vehículos que quieran acceder a la calle Escuelas lo harán en sentido contrario al habitual que había hasta ahora, por la calle Santa Ana.

Además, el Ayuntamiento de Montilla va a prohibir el acceso a camiones hacia la calle Puerta de Aguilar, para lo cual colocará las preceptivas señalizaciones en las siguientes direcciones: Avenida de Andalucía a la altura de la calle La Parra y calle Ronda de Curtidores

Por último, entre las medidas que va a adoptar el Ayuntamiento de Montilla, los vehículos autorizados a circular por la calle Corredera (tales como los residentes de la ciudad, vehículos de emergencias, taxis, etcétera...) podrán acceder a dicha vía por la calle San Fernando, pero eso sí, en el sentido contrario al habitual, debiendo mantener la debida atención al tráfico peatonal a ser esta vía calzada compartida.