AYUNTAMIENTO

La moción laicista de Ganemos e IU se topa... hasta con la Policía Local

Exige que los actos organizados por el Ayuntamiento sean civiles, pero los del Cuerpo policial se hacen por San Rafael

Los portavoces municipales en el acto de la Policía Local por su patrón, San Rafael
Los portavoces municipales en el acto de la Policía Local por su patrón, San Rafael - V. MERINO

La batería de medidas laicistas que Ganemos Córdoba e Izquierda Unida, grupo que gobierna el Ayuntamiento de Córdoba con el PSOE, plantearán en el Pleno municipal de este viernes se han convertido nuevamente en el «plato fuerte» de la agenda política local ante la ausencia de una hoja de ruta concreta por parte de la alcaldesa, Isabel Ambrosio.

La «vuelta al cole» de los dirigentes de Capitulares tras la Velá de la Fuensanta escenifica a las claras un panorama político en el que Ganemos, la marca podemita, busca de manera recurrente un lugar en la escena con su manual anticlerical (bien para entrar en el cogobierno bien para demostrar su influencia a la hora de sacar adelante cuentas presupuestarios u ordenanzas fiscales).

Izquierda Unida, por su parte, acucia al PSOE escorándose hacia al apoyo externo de investidura con el que mantiene su particular competencia en el espectro de la izquierda; y los socialistas ultiman una reestructuración interna para intentar aprovechar el ecuador de mandato, crucial en las aspiraciones de cualquier gobierno que se precie, y dar impulso a su labor y al perfil de la propia Ambrosio.

En este contexto, la controvertida moción firmada por Ganemos e Izquierda Unida (no así por el PSOE) repite el guion con el que prácticamente nació esta Corporación: la famosa controversia del cuadro de San Rafael o el crucifijo del despacho de Alcaldía, a la que luego siguieron un largo listado de incidencias con la misma raíz.

Ese afán, no exento de una búsqueda de protagonismo mediático que coincide con una pérdida de vitalidad interna y asamblearia, ha llevado a la marca podemita de la mano de la coalición de izquierdas a apuntar al calendario oficial de Córdoba.

Un calendario asentado en normativas generales como el propio Estatuto de los Trabajadores, que en su artículo 37.2 establece un máximo de catorce días festivos, dos de ellos, como tope, de carácter local. Como es sabido, en Córdoba se trata de los días 24 de octubre (San Rafael) y 8 de septiembre (Nuestra Señora de la Fuensanta).

El texto de la moción -cuatro folios con escasa concreción en la medidas que postula sobre una densa carga teórica y retórica- insta al Ayuntamiento a que «incorpore, en la medida de lo posible y escalonadamente, referencias, actos y conmemoraciones de carácter civil y democrático al calendario oficial del municipio, y a determinadas festividades locales» sin más detalle al respecto.

Ataques a ABC

De este texto, que será el que se debata este viernes, cabe deducir con claridad la intención de Ganemos e IU de que las dos fiestas locales del calendario oficial, de corte religioso, bailen, pues para incorporar nuevas, tendrán que salir las existentes, ya que la ley solo permite tener dos.

Ello pone en cuarentena o abre el debate a que días tan señalados como el del Custodio de la ciudad pierdan su vigencia. Por no decir la Fuensanta, inmersa en otra disyuntiva similar desde hace tiempo en la velada que se celebra en su honor.

Ganemos reaccionó ayer con ataques a ABC en las redes sociales a esta lectura enmarcada en la propia organización del calendario oficial que marca la ley. Su texto de la moción no concreta en ningún momento que el día de San Rafael o la Fuensanta queden exentos de el objetivo expresado junto con Izquierda Unida.

Día de la Policía Local

Ítem más. El punto tercero indica de forma tajante que «todos los actos organizados por el Ayuntamiento serán exclusivamente de carácter civil». Habría que preguntarse en este punto si los actos que la Policía Local celebra en honor a su patrón San Rafael podrían seguir celebrándose, al tener un evidente tinte religioso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios