NUEVO PARKING REINA SOFIA

Menos plazas para usuarios, más para los profesionales

Ensanchar San Alberto Magno y los viales de su entorno, clave para el flujo circulatorio

Actual aparcamiento en el Reina Sofía
Actual aparcamiento en el Reina Sofía - VALERIO MERINO

Casi 400 plazas menos para los usuarios del hospital y más plazas para los profesionales del complejo sanitario. Así pueden resumirse los cambios que supondrá el proyecto que la Consejería de Salud ha planteado para los aparcamientos del Reina Sofía de Córdoba. La zona de Urgencias pasará de las 400 actuales a sólo 73 y el Hospital Provincial es el principal beneficiado. Tendrá casi 100 espacios más para los usuarios que acudan a hacerse pruebas o visitar a pacientes mientras que el personal ganará 85 plazas mediante la adecuación de los terrenos, cedidos por el Ayuntamiento.

Salud vende el proyecto como un plan de mejora de la accesibilidad al hospital, algo que se viene reivindicando desde diferentes sectores desde hace tiempo. Al margen del cuestionado proceso de concesión de dominio público con contraprestaciones y del modelo privatizador que la Junta quiere imponer, los cambios vienen justificados por las carencias que presentan los actuales aparcamientos —compuesto de zahorra y gravilla y con un firme que se encharca cuando llueve— y los accesos al complejo sanitario. «Obsoletos e insuficientes», dice Salud en el proyecto, en el que pone énfasis en la necesaria adecuación de la calle San Alberto Magno, al noroeste, mal dotada de acerados y mobiliario urbano y con un trazado ineficiente que soporta «una elevadísima densidad de tráfico».En ella se generan, dice, frecuentes embotellamientos que dificultan el acceso de las ambulancias.

Una vez que se vuelva a licitar el pliego y si el proyecto no recoge modificaciones sustanciales, la empresa adjudicataria tendrá que llevar a cabo obras y actuaciones en varias vías valoradas en más de 1,5 millones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios