Un grupo de turisyas en el yacimiento omeya de las afueras de Córdoba
Un grupo de turisyas en el yacimiento omeya de las afueras de Córdoba - VALERIO MERINO
ANÁLISIS

Medina Azahara de Córdoba ante la Unesco: ¿Qué queda por hacer hasta el Comité de Baréin de junio?

La posibilidad de que no sea Patrimonio Mundial solo se explicaría por una catástrofe que se saliese de los cánones comunes

CÓRDOBAActualizado:

El informe favorable de Icomos del que ha informado en exclusiva ABC Córdoba es un paso importante, casi definitivo, pero el hecho es que Medina Azahara todavía no está inscrita en la lista de Patrimonio Mundial como sí lo está la Mezquita o el Casco Histórico. La toma formal de la decisión se llevará a cabo a partir del 24 de junio en Baréin.

La posibilidad de que Medina Azahara no sea Patrimonio Mundial solo se explicaría por una catástrofe que se saliese de los cánones comunes. El procedimiento de inscripciones es muy técnico y se encuentra codificado en unas normas que se siguen al pie de la letra. Hay algún precedente pero es estadísicamente poco probable.

El caso de los Patios

El Comité ha cambiado en ocasiones la propuesta. Ocurrió con los Patios. Los asesores pensaban que había que retirar la candidatura, rehacerla e iniciar de nuevo el ciclo. Los representantes diplomáticos españoles ante la Unesco pelearon la decisión y se permitió dar un margen de un año para las modificaciones. Los Patios fueron Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a la segunda. España formará parte del comité este año como miembro de pleno derecho.

Las directrices o recomendaciones que da la Unesco son normales: indican qué se le exigirá en el futuro

Una pregunta que puede hacerse cualquiera es si son normales las recomendaciones que hace la Unesco. Sí, entran dentro de la normalidad. Se trata de directrices futuras de gestión con el objetivo de que las autoridades correspondientes tomen nota de lo que va a exigírseles en el futuro inmediato.

Otra cuiestión importantes que entrar en la lista de Patrimonio Mundial es aceptar también sus normas. Y una de ellas es la de pasar exámenes periódicos sobre qué se está haciendo y qué no. Cuando se toman decisiones desafortunadas, el bien puede entrar en una situación de vigilancia o entrar en la lista de Patrimonio en peligro. El Casco Histórico de Córdoba y la Mezquita han de pasar ese examen en un futuro próximo.