Conferencia de Félix Arnold, del Instituto Arqueológico Alemán
Conferencia de Félix Arnold, del Instituto Arqueológico Alemán - VALERIO MERINO
PATRIMONIO

Un estudio pone en valor la Plaza de Armas y el gran pórtico de Medina Azahara en Córdoba

El proyecto de investigación corre a cargo de la Junta y el Instituto Arqueológico Alemán

CÓRDOBAActualizado:

Con la firma de un convenio de colaboración de entre Consejería de Cultura y del Instituto Arqueológico Alemán y la colaboración de la comunidad autónoma de Madrid se comenzó un proyecto general de investigación sobre Medina Azahara con objetivo de es realizar la documentación de una de las zonas menos estudiadas de Medina Azahara, la denominada Plaza de Armas. En la jornada técnica de ayer en el yacimiento participó el especialista Felix Arnold, del Instituto Arqueológico Alemán, además de Alberto Canto, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Arnold señaló que «este conjunto está situado en el borde oriental de la superficie estudiada hasta el momento. Se trata de una plaza abierta que daba acceso al Palacio califal. El único elemento ya excavado sería el Gran Pórtico». En el marco de este proyecto se han previsto cinco campañas sobre el terreno. La primera, en el límite occidental de la plaza que es la que se acometió en 2017. Dos más en su límite oriental que se harán en 2018 y 2019. Una en el límite meridional en 2020, y, finalmente, otra en el límite septentrional de la plaza para 2021.

Cien años de investigaciones

El especialista indicó que «tras más de cien años de investigaciones se sabe mucho sobre la parte central de Medina Azahara, pero mucho menos sobre la parte más urbana. Por eso el objeto de este estudio es el uso de ese espacio público. La idea es estudiar la plaza en sus cuatro lados para, así, entender mejor la forma original, su función y los cambios de un espacio que fue central en el conjunto».

La primera fase comenzó con la documentación del pórtico piedra a piedra. Gracias a esto se puede afirmar que se ejecutó en seis fases diferentes. «La primera fase fue una muralla muy sencilla y forma parte de la fundación de la ciudad cuando la idea no era fundar una ciudad sino un palacio para el califa y su corte. No sabemos las dimensiones en todos sus lados pero es claro que el tamaño era mucho menor de lo que después llegaría a ser», indicó.