Manuel Díaz durante su entrevista con Bertín Osborne en Tele5
Manuel Díaz durante su entrevista con Bertín Osborne en Tele5 - MEDIASET
TELEVISIÓN

Manuel Díaz «El Cordobés» confiesa que se hizo torero «por venganza»

Los hijos del diestro de Palma del Río se sinceran con Bertín Osborne en su programa

CÓRDOBAActualizado:

La vocación no fue lo único que empujó a Manuel Díaz al ruedo «Me hice torero por venganza», confesó el hijo mayor de «El Cordobés» a Bertín Osborne en el transcurso del programa de Tele5 «Mi casa es la tuya», al que acudió como invitado junto al otro hijo del diestro de Palma del Río, Julio Benítez. «Tenía que vengar a mi madre, buscar mis raíces, mi sangre», explicó. Seguir los pasos de Benítez, que no le reconoció como hijo hasta que una sentencia judicial lo dictaminó, «era mi única arma para intentar darle justicia a lo que mi madre estaba sufriendo». Sin embargo, el papel de su madre ha sido esencial para crecer «en el cariño y no en el odio hacia mi padre».

Durante el programa emitido en horario nocturno por la cadena televisiva, Manuel Díaz no eludió preguntas ni evitó asuntos espinosos. Recordó la alegría que sintió al saber que su padre había salido en televisión reconociéndole al fin como hijo, tras una infancia marcada por la ausencia de una figura paterna, muchos años de sufrimiento y una batalla judicial que acabó en la primavera de 2017 con una sentencia favorable. «Me quité un peso de encima, me liberé», explicó Díaz.

Desde entonces no sólo disfruta del alivio. También ha ganado un hermano. Bertín Osborne reunió en Palma del Río, localidad natal del padre de ambos, a Díaz y a Julio Benítez, el hijo pequeño de El Cordobés. Los vástagos del torero sienten que tienen «muchas cosas en común» que van más allá de la profesión elegida. «La vida no me ha dado la oportunidad de estar con Manuel [Benítez], pero sí de conocer a Julio que es un ser humano excepcional», contó Díaz.

Por su parte, Julio Benítez dijo que en casa nunca se habló de su hermanastro y admitió las «rarezas» de su padre, que para él es, sin embargo, «un personaje sumamente especial». El hermano pequeño confía en que la pasión por el mundo del toro que une a El Cordobés con sus hijos permita que algún día los tres puedan compartir cartel en una corrida. «Seguro que pasará al final. Me gustaría», aseguró.