POSADAS

Una madre cordobesa denuncia que su marido retiene a sus hijos para imponer su acuerdo de separación

Ha presentado seis denuncias por incumplimiento del acuerdo verbal de visitas que fijaron dentro del proceso de separación

La madre de los menores, visiblemente emocionada durante su intervención - VALERIO MERINO |VÍDEO: EP

Una mujer de Posadas ha denunciado que su marido no le permite ver a sus hijos desde el 25 de julio, cuando incumplió un acuerdo firmado por ambos en el que se especificaba que ese mismo día serían recogidor por el padre y «reintegrados a la progenitora», según el documento.

La pareja se encontraba en trámites de separación y aunque todavía no cuentan con un convenio regulador, sí fijaron un acuerdo verbal para establecer las visitas a los menores, de 3, 2 y un año. Tras varios incumplimientos de estas normas, la mujer ha puesto hasta seis denuncias ante la Guardia Civil de Montilla, Posadas y Palma del Río. En alguna de estas ocasiones, las autoridades le han respondido que «los niños tienen derecho a estar con su padre», pero «¿dónde quedan mis derechos?» se pregunta ella.

Los menores, según la familia de la mujer, viven en Montilla en casa de los abuelos paternos y la madre únicamente ha podido verlos en contadas ocasiones por videoconferencia. La última fue ayer, cuando el menor de todos cumplió su primer año. «A duras penas pude felicitarlo. Se puso a dar palmas y todo» al verla.

La mujer, que ha hecho pública su situación respaldada por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, ha explicado que no se niega a que el padre vea a los niños «pero quiere imponer un convenio de visitas con el que no estoy de acuerdo y por eso retiene a mis hijos», añadió. Su marido abandonó la casa familiar, una finca en el campo, a principios de junio y desde entonces la relación se complicó.

La Plataforma apuntó que se trata de un caso de violencia psicológica en el que «el hombre ha utilizado el vínculo afectivo» para imponer su voluntad en la convivencia. Como prueba de esto mostraron un documento manuscrito que el marido entregó a la mujer cuando eran novios titulado «compromiso de permanencia». En dicho folio se recogen cuatro presuntas normas que ella debía cumplir durante su relación. Entre ellas, está escrito: «acataré las órdenes del macho alfa, si no son coherentes lo denuncio y no pasa nada». También se espcifica que «en caso de que 'me ponga loca' y haya terceras personas (niños / niñas), serán índole exclusiva del macho alfa».

Tras las denuncias y la ausencia de respuesta por parte de la justicia, el abogado de la madre está «ultimando un recurso para pedir la tramitación de un juicio rápido y la concesión de una orden de protección» a la mujer, según comunicaron miembros de su familia.

Por otra parte, la Plataforma contra la Violencia a las Mujeres manifestó su apoyo al reciente Pacto de Estado contra la violengia de género porque es «un paso importante» en la lucha contra la «lacra social» que supone la violencia contra la mujer. Asimismo pidieron «que no quede en un cajón» para que pueda terminar con la «lacra social»

Toda la actualidad en portada

comentarios