FERNÁN NÚÑEZ

«Llame a la Policía que quiero que me detengan»

Se enfrenta a 15 meses de cárcel por coaccionar a dos dependientas para que llamaran a los agentes bajo amenaza

Centro penitenciario de Alcolea
Centro penitenciario de Alcolea - ARCHIVO

La situación desesperada de algunas personas puede llegar al punto de desear el ingreso en la cárcel. Algo así debió pasarle por la cabeza a un vecino de Fernán Núñez, con problemas de alcoholismo, que se enfrenta ahora a una pena de 15 meses de prisión por coaccionar a dos dependientas a las que les pidió que llamaran a las fuerzas de seguridad porque quería que lo detuvieran.

De este modo, el acusado, según consta en la calificación provisional de los hechos del Ministerio Fiscal, en el mes de enero de 2013, adquirió la férrea voluntad de ingresar en prisión. Así, llevado por esta idea, acudió a un establecimiento de Fernán Núñez y sin más preámbulos se dirigió a la dependienta diciendo que hiciera el favor de llamar a la Policía porque quería que lo detuvieran y lo llevaran a prisión, al tiempo que dejaba un papel en el mostrador con el número de teléfono de la Policía Local. En ese momento, bajó al local el padre de la dependienta, y como quiera que se negaran a tal proposición, el acusado se sacó de la espalda un cuchillo de cocina y esgrimiéndolo contra los anteriores, les espetó que si no era por las buenas sería por las malas, accediendo padre e hija a llamar a los agentes. Habiendo conseguido su propósito, el acusado guardó su cuchillo y se marcho.

El episodio volvió a repetirlo al día siguiente, el 16 de enero de 2013, en su firme propósito de ser ingresado en prisión, acudió a otro establecimiento y le dijo a la dependienta la siguiente frase: «te a a sonar un poco raro lo que te voy a decir, pero aquí tienes el teléfono de la Guardia Civil y de los municipales, llámalos porque esto es un atraco». Como quiera que la dependienta le dijo que no tenía dinero y que se negaba a llamar, el acusado sacó un cuchillo de la parte delantera del pantalón y esgrimiéndolo contra esta empleada le manifesto que entonces podría ser que le hiciera daño, así que llama o tendráns problemas, plegándose la empleada a sus deseos, llamando a la Policía Local que finalmente detuvo al acusado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios