Fachada del colegio Cronista Rey Díaz, en la calle del mismo nombre que podría cambiar
Fachada del colegio Cronista Rey Díaz, en la calle del mismo nombre que podría cambiar - Archivo
Memoria Histórica

Lo que los lectores de ABC opinan sobre los cambios en el callejero de Córdoba

Desde críticas por derroche de dinero hasta otras necesidades sociales, pasando por nombres del otro bando, la crítica es unánime

CórdobaActualizado:

«Esos nombres son parte de la historia que por mucho nombre que quieran cambiar... está ahí les guste más o menos!! Pero vaya en Córdoba hay cosas que requieren más etnción que esto... pero no les interesará a ellos porque les hace trabajar más de la cuenta. Disfrutemos de nuestro Ayuntamiento!!». Es la opinión de Ana Mena a la información publicada en la cuenta de Facebook de ABC Córdoba sobre el cambio de nombres que se prevé llevar a cabo en 15 vías de la capital.

Y es que hay reacciones para todos los gustos. Desde quien califica la situación «pego» y «despilfarro», como es el caso de Loli Ruiz Sánchez, hasta quien recuerda que hay nombres del otro bando que también rubrican calles: «No veo en la lista de las calles que van a quitar la de Dolores Ibárruri La Pasionaria», indica Antonio Martínez. Algo que comparte Encarna Madueño, quien pregunta «la calle Dolores Ibarruri, no toca?? Que poca vergüenza!!».

También los hay que se preguntan por qué «hay dinero para esto y no para los jubilados y pensionistas», en palabras de Marisa Ela Lozano, o según Lázaro Cano Tena, «Para esto sí hay tiempo y dinero. Para invertir en infraestructura y dejar de ser una de las ciudades con más paro de España, parece que no. Vaya cortijo...». «Dinero tonto gastado», se limita a apuntar Mari Helen González Jurado.

Apunte irónico

Otras opiniones ironizan sobre lo que hay que hacer también con los descendientes de los nombres incluidos. «Y a sus descendientes se les retirará el pasaporte y todos sus bienes conficados, no pudiendo ejercer trabajos alguno relacionados con sus familiares golpistas. Además llevarán una cruz azul para identificarlos para que no puedan relacionarse con personas de orden. Se estudia la posibilidad de afincarlos en guetos, y evitar que se reproduzcan», apunta Rafael Muñoz Martínez.

Buena parte de lo que piensan al respecto los lectores de ABC va dirigido a que ese tipo de situaciones se deben a los concejales que hay en el Ayuntamiento. «Desgraciadamente, eso es lo que tenemos, unos inútiles gobernantes», apunta Joaquín Baena, para añadir que «hay que tomar nota de todo esto y todo lo que vienen ralentizando para El Progreso de Córdoba y en las próximas elecciones lo pagarán, como en Cádiz, Zaragoza, Madrid, etc, etc. Todo esto se paga y lo van a pagar».

Los hay que con sentido del humor piden cambiar el nombre a su calle, como ocurre con Betsabé Martín Buciegas, que dice vivir en «Grabador Palomino» y también quienes dicen que menos hablar en las redes sociales para ir «a las puertas del Ayuntamiento el día de la votación verás cómo se les quita tanta tontería».

Las 15 calles que podrían modificar su nombre son General Franco en Alcolea, Plaza de Cañero; Joaquín Benjumea; Cronista Rey Díaz; Conde de Vallellano; Joaquín López Huici; Glorieta de los Artilleros; Fernando Fernández; José Cruz Conde; José María Pemán; Periodista Aguilera; Periodista García Prieto; Periodista Quesada Chacón; y Poetas Antonio y Francisco Arévalo.