DENUNCIAS

El SAS suspende el contrato del polémico cáterin, que volverá a manos de la anterior empresa

La delegada de Salud pide disculpas y emplaza a un nueva licitación del servicio

Una de las comidas servidas a los profesionales de urgencias
Una de las comidas servidas a los profesionales de urgencias - ABC

La Junta de Andalucía no ha tardado en reaccionar a las denuncias del Sindicato Médico de que la comida que se ofrece a los profesionales del servicio de urgencias es de mala calidad. La Administración sanitaria decidió permitir que los profesionales sanitarios puedan comer en restaurantes de sus municipios, una medida que, según han detallado hoy desde el Servicio Andalud de Salud (SAS), estará viente hasta el domingo, día 11.

Con posterioridad, a partir del lunes, día 12, «la empresa que venía prestando este servicio antes del inicio del nuevo contrato el 1 de septiembre retoma el suministro de menús hasta tanto se resuelva la situación administrativamente», ha añadido la misma fuente. Es decir que Catering Los Billares, de La Rambla, vuelve a ofrecer el servicio de manera temporal.

Y es que, a pesar de que la contratación del servicio de cáterin que entró en vigor el pasado día 1 «se hizo mediante concurso público y siguiendo todos los pasos que establece la legislación vigente», incluida la prueba de menú, el motivo por el que se suspende cautelarmente el contrato a Clece es porque «la empresa adjudicataria no ha cumplido ni con los requisitos exigibles ni con la propia oferta que presentó».

Disculpas de la Junta

Previamente, la delegada de Salud, María Ángeles Luna, ha pedido disculpas a los sanitarios afectados por la pérdida de calidad del servicio y ha asegurado que se investigará lo sucedido.

Luna ha asegurado que lo primero será conocer en detalles la calidad de la comida, que se ha denunciado como muy mala por los profesionales, incluso con alimentos caducados, y después tomar las decisiones. En ese sentido, se estudiará si se puede rescindir el contrato con la empresa que se ha hecho cargo del servicio de cáterin en los últimos meses, y que ha provocado las quejas de los profesionales.

«Si es así, la comida no está en las condiciones adecuadas y veremos qué alcance ha podido tener todo esto», dijo sobre un problema que ha afectado a los profesionales del área Sur y del distrito de Córdoba y Guadalquivir. Mientras, la Administración se hará cargo de la comida de los profesionales en restaurantes, de forma que quienes presten su servicio en urgencias podrán evitar los alimentos ofrecidos por el nuevo servicio.

La lista de problemas denunciados por el Sindicato Médico es larga: yogures caducados, alimentos de aspecto rancio o con mal olor y una muy mala presentación han motivado las quejas de los sanitarios, que incluso han optado por pagarse la comida de su bolsillo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios