TRABAJO

La Junta amplía la investigación de las fundaciones afines al PSOE en Córdoba

La Administración autonómica mpieza a llamar a declarar a trabajadores de la convocatoria del Emple@ de 2014

El consejero Sánchez Maldonado. en una comparencia
El consejero Sánchez Maldonado. en una comparencia - ABC

La Junta de Andalucía ha ampliado el radio de acción de las investigaciones internas que lleva a cabo sobre las prácticas laborales  de la fundación afín al Partido Socialista, Guadalquivir Futuro, sometidas a una investigación interna que aún no se ha hecho pública pero que ya parece tener conclusiones. En aplicación de una de ellas, la delegación provincial del Servicio Andaluz de Empleo ha empezado a citar a trabajadores que prestaron sus servicios gracias a la convocatoria del plan Emple@ de 2014 y que desarrollaron su trabajo en la primera mitad del año 2015.

El motivo de los llamamientos es que presten declaración y expliquen cuáles fueron sus experiencias en la zona. Este periódico ha tenido acceso a las preguntas y respuestas así como a la motivación, una indagación abierta a raíz de «las presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la Dirección Provincial del Servicio Andaluz de Empleo en Córdoba a a las entidades Jóvenes Hacia el Futuro, Fundación Guadalquivir Futuro y Asociación de Vecinos Nuevo Guadalquivir». Solamente la redacción del encabezado ya sorprende porque nunca se ha acusado a la Junta «de conceder las ayudas irregularmente» sino a las entidades beneficiarias de desarrollarlas de forma no sujeta a la normativa ni a la legislación laboral.

Hasta el momento, todos los trabajadores  que habían prestado declaración ante el instructor de la Junta de Andalucía salieron elegidos en la convocatoria de ayudas de 2015 y prestaron servicios durante la primera mitad de 2016. Sus antecesores en el puesto habían quedado como los grandes olvidados de la investigación. Ninguno prestó declaración ante la Inspección de Trabajo ni habían sido llamados de oficio ante los funcionarios de la Junta que habían sido los responsables de la investigación reservada. Tampoco habían sido, hasta el momento, denunciantes oficiales.

Su historia es muy similar, según se puede leer en la documentación. Tal y como comenzaron a trabajar se les informó de que tenían que entregar una parte de su sueldo como donaciones que en este caso eran cantidades fijas, 500 euros por cabeza. La Junta está interesada en que cuenten de viva voz qué es lo que pasó, si desarrollaban los puestos de trabajo para los que fueron contratados (o realizaban otras tareas), cómo abonaban las mordidas de sus contratos y si tienen elementos probatorios. Los testimonios recabados por ABC entre los primeros trabajadores de estas entidades —que tenían contrato con Jóvenes hacia el Futuro, presidida por el secretario general de las Juventudes Socialistas en la capital, Cristian Menacho— cobraban el salario en mano.

El consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado, ha anunciado una comparecencia futura (aún sin fecha) en el Parlamento de Andalucía para dar a conocer los elementos principales de la investigación realizada sobre los contratos. La Junta ha desarrollado contactos con los antiguos trabajadores para transmitirles que existe pleno convencimiento de que sus denuncias son ciertas. No se les ha informado, sin embargo, qué va a hacer el Gobierno andaluz al respecto al entender que debe ser el responsable principal quien informe en la Cámara. También está pendiente que la Junta firme la sanción correspondiente a las investigaciones realizadas por la Inspección de Trabajo ya que, desde la reforma laboral, corresponde a la Consejería fijar el rango de las multas que en su caso hubiese que adoptar. También se les ha informado de que no recuperarán su dinero si no emprenden acciones judiciales. Las reclamaciones de cantidad de esta naturaleza prescriben al año de que sucedieran los hechos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios