Dos personas mayores en un parque de Córdoba
Dos personas mayores en un parque de Córdoba - VALERIO MERINO
SISTEMA PÚBLICO

Un jubilado de Córdoba cobra casi 200 euros menos que la pensión media española

La provincia es la séptima de la nación con la cantidad más baja

CÓRDOBAActualizado:

Desde hace algunos años hay abierto un debate sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones en España. CCOO tomó este lunes la palabra sobre este asunto en la presentación en Córdoba del Observatorio Social de las Personas Mayores, un documento en el que se plantean distintas medidas para el mantenimiento de estas prestaciones ante el continuo envejecimiento de la población. El estudio indica que el crecimiento de los habitantes de más de 65 años en el país no dejará de crecer hasta 2046, de modo que dos décadas después más de un tercio de toda la población formará parte de la Tercera Edad.

En el informe se incorporan datos relativos a la provincia, como es el hecho de que Córdoba ocupa el tercer lugar en Andalucía y el séptimo a nivel nacional con la pensión de jubilación más baja, con 869,97 euros de media al mes, según los datos actualizados al pasado 1 de julio y elaborados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En este sentido, resulta llamativo que los 101.398 jubilados cordobeses reciban algo más de 90 euros menos que sus compañeros andaluces, así como casi 195 euros menos a los de la totalidad del país.

Desarrollo económico

Tomando como referencia el conjunto de estas prestaciones, Córdoba repite en los mismos puestos que en el caso de los jubilados, aunque con una cuantía inferior al quedarse en los 759,16 euros mensuales de media. La secretaria de CCOO en Andalucía, Nuria López, indicó que las bajas pensiones en la provincia «dificultan las posibilidades del desarrollo económico de las personas». Para el sindicato, la situación de las mujeres es especialmente preocupante, ya que sus pensiones son unos 400 euros más bajas que las de sus compañeros varones.

Desde la central sindical se propusieron, entre otras acciones, que se eleve o se quite el límite de las bases de cotización, algo que, a su juicio, no repercutiría en el empleo, pero supondría a la Seguridad Social ingresar unos 8.000 millones de euros, según sus cálculos, Además, se apuesta por el aumento de la base mínima de cotización, la asunción por parte del Estado de los gastos de la Seguridad Social o la elevación de los tipos de cotización o la financiación de las pensiones a través de la vía impositiva.