ENTREVISTA

José Antonio Nieto: «Tenemos que explicar bien las decisiones y ser un equipo»

Prudencia, responsabilidad y diálogo son las premisas en su arranque como secretario de Estado de Seguridad

José Antonio Nieto posa en su despacho para ABC Córdoba
José Antonio Nieto posa en su despacho para ABC Córdoba - IGNACIO GIL

El exalcalde de Córdoba José Antonio Nieto (PP) tomó ayer posesión como secretario de Estado de Seguridad. Será el número dos del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, con uno de los puestos más sensibles del Gobierno. Las primeras instrucciones ya están dadas. A su equipo, Zoido le ha pedido «que tengamos muy en cuenta nuestra misión. Él tiene un encargo del presidente de que España sea una democracia sólida y fuerte, y para que eso sea así, tiene que ser una sociedad libre que necesita seguridad».

«Tenemos la suerte de contar con unos Cuerpos y Fuerzas de seguridad de los de mayor nivel en el mundo», presume Nieto, que a partir de ahora tendrá a su cargo a la Guardia Civil y la Policía Nacional, entre otras funciones. De su mano garantizará todos los derechos, también el de la libertad de expresión y la huelga, «que nos corresponde proteger» siempre que «un derecho no perjudique el derecho de otros. En esa línea trabajaremos con absoluto respeto a la libertad de expresión y absoluta protección al derecho a la protesta cuando se quiera ejercer, pero tratando de que se respeten los otros derechos de los ciudadanos».

Confía en que las decisiones impopulares no le alcancen. «Es posible dialogando» y «el talante del ministro lo va a poner muy fácil», aunque reconoce que la función que les ha tocado no es precisamente sencilla. «El diálogo tiene que ser una actitud permanente, con la vocación de ser didácticos, de explicar bien las decisiones y tener en cuenta la necesidad de cubrir y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Así se puede conseguir que las decisiones impopulares sean las menores posibles».

Las últimas detenciones y los hechos de Alsasua traen a primer plano nuevamente a ETA y su entorno y el yihadismo no baja su intensidad ni un ápice. Frente a ambas amenazas, llama a la calma: «Estamos en buenas manos». La sensación que ahora le recorre es de «tremenda responsabilidad, de que cualquier cosa que digas o hagas se puede malinterpretar». Ha de tener claro que «tu sitio no es buscar titulares. Como los árbitros en el fútbol, el éxito es que no se note». Puedes leer la entrevista completa en la edición de papel o a través de Kiosko y más.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios