CULTURA

Jesús Aguado o la poesía «terapéutica»

El autor sevillano participa en Cosmopoética con versos de «Carta al padre» y «Sueños para Ada»

Puesta en escena del acto de ayer en el Palacio de Orive
Puesta en escena del acto de ayer en el Palacio de Orive - VALERIO MERINO

UNA explicación ha de tener el hecho de que las dos últimas obras de Jesús Aguado, «Carta al padre» y «Sueños para Ada», traten de sumergir al lector en la vida familiar, en gran medida desde una perspectiva íntima y personal. El propio autor sevillano, que ayer ofreció una lectura poética en el marco de Cosmopoética, reconoció en declaraciones a ABC que se trata de lo que algunos de los críticos que lo han analizado llaman poesía «terapéutica». El escritor manifiesta que en el caso del último de estos dos libros —publicado en 2016— hay precisamente un «esfuerzo de autosanación» por una «relación complicada».

Aguado no quiere —ni pretende—, sin embargo que se entienda su «Carta al padre» como una especie de lamento a su progenitor de lo que pudo ser o no fue. «Me dirijo al padre en general, de hecho hay una parte en la que ni siquiera aparece referencia alguna al mío» en particular, explicó. En este intento de terapia que el autor trata de plasmar a través de su poesía, y que ayer resultó una evidencia en su participación en el encuentro de Córdoba, el escritor sevillano manifestó que «hablo del padre como lo que es y lo que deja de ser mil y otras tantas veces».

La familia, la poesía

En una reflexión al hilo del uso del elemento familiar como parte de su poesía y, por ende, del estilo que le diferencia del resto de autores coetáneos, Agudo detalló que «la familia es el nudo donde se quedan los símbolos fundamentales del ser humano». Eso es lo que hace que sus dos últimas publicaciones las dedique al padre y a su hija Ada.

Pero, al margen de su lectura poética —que compartió con Marta López— y la profunda reflexión sobre los elementos terapéuticos que marcan su obra, Aguado se refirió al «extraordinario» momento que vive la poesía actual, si bien manifestó que «hay un problema editorial» y que«no hay muchos compradores de libros de poesía».

Para explicar la situación de excelencia en la que se encuentra este género literario, Aguado apuntó a la «crisis social y económica», que hace, a su juicio, «la sociedad se cuestione cosas». En su caso concreto, el autor sevillano concretó que «siempre intento evolucionar y tratar de expresar mi mundo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios