El Jesús de más edad y el de menor edad, durante el acto
El Jesús de más edad y el de menor edad, durante el acto - S. N. T.
DEVOCIÓN

La importancia de llamarse Jesús en Baena

La hermandad del Nazareno distingue cada año a quienes llevan el nombre del patrón

CÓRDOBAActualizado:

«Yo me llamo Jesús». Y yo. Y yo… Así hasta 28 personas con Jesús en su nombre fueron las que se reunieron anoche en el cuartel de la segunda cuadrilla de la Hermandad de Jesús, Andas y Palio de la Cofradía de Jesús Nazareno. El motivo no fue otro que la celebración un año más, y ya van trece, del acto «Yo me llamo Jesús».

Este original y curioso acto nació de la mano del anterior cuadrillero Antonio Triguero con el fin de promover el nombre de Jesús entre los baenenses, un orgullo para muchos pues es el nombre del patrón y alcalde perpetuo, Jesús Nazareno. Es un acto esperado por muchos incondicionales como es el caso de Jesús Villa, de 74 años, que no se ha perdido ninguna edición. Recordaba nada más entrar al cuartel que este domingo «hace doce años que me dieron la placa».

De mayor edad

Jesús recibió ese año una placa como el Jesús de mayor edad que inscrito en esa edición. Ayer recibía con la misma ilusión que aquel 10 de septiembre de 2004 una mochila conmemorativa del acto con la imagen del Nazareno de Baena. Francisco Montilla, actual cuadrillero de la hermandad, elogiaba este entusiasmo y reconocía que «hay varios Jesús que nunca nos fallan». Este año, la placa al Jesús de más edad ha sido para Antonio Jesús Ordóñez, de 58 años, pero el mayor de todos los Jesús inscritos que no han recibido nunca esta distinción. Montilla explicaba que «vamos rotando para que todos tengan».

La hermandad quiere que la gente repita y que se acerquen todos

Quienes no repiten son los Jesús más pequeños, lamentaba el cuadrillero, pues «vienen el primer año de vida, le damos su medallita y ya no vuelve». Montilla espera que no sea el caso de Antonio Jesús Párraga Cano, que con tan solo tres meses ya tiene su reconocimiento.

El cuadrillero aseguraba que se están replanteando el formato del acto. Señalaba que «hay muchos Jesús en Baena que no sabemos porque no vienen o bien porque no se enteran o bien porque les da vergüenzam pero nos gustaría que viniesen todos o al menos unos 50 ó 60, porque en Baena los hay». Y aclaraba que «no pasa nada porque ya hayan venido un año, queremos que repitan».

Además del singular homenaje a todos los que llevan el nombre de Jesús, la cuadrilla reconocía a José García Castro sus 25 años en la hermandad y la labor de dos instituciones. Una de ellas la residencia de ancianos Hijas de la Caridad Divino Maestro de Baena, con motivo del IV Centenario del Carisma Vicenciano y a las escuelas profesionales de la SAFA por sus 75 años en la localidad.