PATRIMONIO

Icomos da el visto bueno a la segunda puerta de la Mezquita-Catedral de Córdoba

La Unesco remite el informe que dice que la obra no altera el valor universal del monumento

Celosías del muro norte del patio de los naranjos
Celosías del muro norte del patio de los naranjos - ABC

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, conocido por el nombre de Icomos, ha dado su visto bueno a la creación de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral con el argumento de que el proyecto no tiene impacto sobre el valor universal excepcional del bien, inscrito en la lista de la Unesco en 1984.

Las autoridades españolas recibieron el pasado 23 de septiembre el documento de la Unesco, que incluye un informe técnico de Icomos. El Ministerio de Cultura y la delegación de España en la Unesco son los responsable de hacerle llegar el dictamen a la Junta de Andalucía y ésta al Cabildo de la Mezquita-Catedral, que aparece formalmente como responsable de las obras.

Unesco nunca hace públicos los documentos técnicos de estas características al actuar como secretaría del Comité del Patrimonio Mundial, que es «un órgano intergubernamental, independiente y soberano», explicó una portavoz de la Unesco consultada por ABC.

El proyecto consiste en la sustitución de la celosía colocada en los años 70 por el director general de Arquitectura Rafael de La-Hoz para tamizar la luz que entra en el bosque de columnas. El Cabildo tiene el proyecto de sustituir esta pieza, que es fija, por una igual que tenga disposición de puerta para, entre otras cosas, facilitar la circulación interna de las procesiones.

La segunda puerta de la Mezquita-Catedral de Córdoba se quedó atrancada el cinco de noviembre de 2015, hace prácticamente un año. Cuando la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, iba a firmar todos los documentos para darle el visto bueno al expediente, Icomos España registró un dictamen explosivo sobre esta cuestión que ponía dudas muy serias al proyecto que ya contaba con todos los informes positivos de la Junta de Andalucía en materia cultural. Desde entonces, el expediente se encuentra paralizado a la espera de la recepción de este documento.

Explicaba que la declaración de Patrimonio de la Humanidad había que entenderla sobre la totalidad del monumento, incluidos aquellos añadidos que no forman parte de la historia secular del monumento. El informe de Icomos España, que ha sido tumbado, decía que las procesiones eran un riesgo para la Mezquita por el intenso uso que se planteaba. Además, que la sustitución de la puerta había que entenderla como una destrucción. La respuesta es de todos conocida: todas las cofradías se conjuraron para hacer confluir sus estaciones de penitencia de la Semana Santa de 2016 en la Catedral de la diócesis.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios