El suceso tuvo lugar en una casa de la plaza de La Compañía
El suceso tuvo lugar en una casa de la plaza de La Compañía - V.S.
LEYENDAS DE CÓRDOBA

El hombre que sudó sangre tras quedar atrapado en un pozo en Córdoba

Cuenta la historia que el suceso tuvo lugar en una casa de la plaza de La Compañía, en pleno centro

CÓRDOBAActualizado:

El boca a boca ha traído del pasado historias plagadas de misterio y fantasía acaecidas en Córdoba. ¿Ficción, realidad o ambas cosas? ¿cómo saber qué es cierto y qué no? Una de esos cuentos es el que recoge Marcial Hernández en su libro «Historias y leyendas de Córdoba», que relata un suceso que, supuestamente, tuvo lugar hace muchos años en una casa de la plaza de La Compañía, en pleno centro de la capital. Su protagonista, un desdichado trabajador que quedó atrapado en un pozo tras un derrumbe.

El dueño de la casa donde sucedieron los hechos, un abogado llamado Ribera, llamó a un empleado para que le limpiase el pozo que tenía en su casa. El hombre bajó hasta el fondo y comenzó su trabajo cuando, de pronto, y en forma de lluvia torrencial, «se precipitó sobre él tal cantidad de barro, tierra y piedras que quedó como una estatua apresado contra la pared», recoge el libro.

Tal fue el derrumbe sobre el pozo y tal la cueva que se abrió a su alrededor «que la gente, cuando lo vieron, decían: "Estas son las bocas del infierno"».

Finalmente, el hombre pudo ser rescatado, pero «la admiración fue cuando al aparecer ante el pueblo allí congregado, vieron que estaba bañado en sangre. Le quitaron la ropa por ver si estaba herido pero todo su cuerpo estaba intacto. La ropa toda tenía ensangrentada y el pelo de la cabeza y los ojos inyectados en sangre», cuenta el libro.

El médico que le reconoció en el acto sentenció: «Que aquellos sudores y agonías de muerte, cuando son tran grandes fuerzan a la naturaleza que expele de sí sangre».