Incidente en Navarra

Uno de los dos guardias civiles agredidos en Alsasua por proetarras es cordobés

Su novia, también cordobesa, asegura que a los atacantes se les notaba el «odio a las fuerzas de seguridad»

Concentración en Pamplona en apoyo a los guardias civiles agredidos
Concentración en Pamplona en apoyo a los guardias civiles agredidos

Uno de los dos miembros de la Guardia Civil que resultaron agredidos el sábado en la localidad navarra de Alsasua es cordobés. El sargento de la Benemérita, cuyo nombre de pila es Álvaro, se hallaba con un compañero y con sus respectivas parejas, ya de madrugada, en el bar Koxka de la citada localidad, donde un grupo de personas, por causas sin concretar, agredió a los dos miembros del cuerpo de seguridad.

Pilar, la novia del sargento (también cordobesa), ha asegurado en una entrevista concedida a Onda Cero (puedes escucharla aquí) que pasó miedo y subrayó que «se notaba el odio hacia todas las fuerzas de seguridad».

Según fuentes del Instituto Armado consultadas por ABC, el sargento podría ser natural de Granada, aunque residiera posteriormente en Córdoba. De hecho, ha podido estar destacado en un cuartel de la provincia de Córdoba durante algunos años hasta ser trasladado a Navarra.

Pilar, en dicha entrevista, ha calificado de absurda la versión de los agresores, simpatizantes proetarras, de que fueron los agentes de la Benemérita los que provocaron el altercado.

Pilar, indicó que no recibieron ayuda de las personas presentes en el bar. Algo que justificó, porque «viven con el miedo en el cuerpo» y asegura que fue su novio, sargento de la Guardia Civil, el que tuvo que pedir auxilio a la policía foral. Añadió que su pareja no se ha dado de baja, porque eso sería dar la razón a los agresores.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios