Equipo Roca de la Guardia Civil con material recuperado a la banda
Equipo Roca de la Guardia Civil con material recuperado a la banda - ABC
SUCESOS

La Guardia Civil desmantela una banda que robó estaciones de agua en los Pedroches

Las localidades afectadas fueron Santa Eufemia y Belalcázar

CÓRDOBAActualizado:

La Guardia Civil en el marco de la Operación «Niger», ha desmantelado una banda organizada, compuesta por cuatro vecinos de las localidades pacenses y cacereñas de Castuera, Talarrubias, y Miajadas como presuntos autores de la comisión de 22 robos en instalaciones estratégicas de diferentes municipios pacenses, cacereños, cordobeses y ciudadrealeños. En concreto, en la provincia de Córdoba se ha logrado esclarecer dos robos cometidos uno de ellos en una estación de agua de Belalcazar y otro en un repetidor de Santa Eufemia.

La Guardia Civil inició una investigación tendente al esclarecimiento y detención de los autores de los robos perpetrados en estaciones de agua y repetidores de comunicación, de diferentes municipios de la comarca de La Serena, donde se apoderaron de grupos electrógenos de gran caballaje, baterías, focos, aires acondicionados, cuadros de mandos y acumuladores de energía.

Lo aislado de las instalaciones y conocimiento de la zona, hizo a la Guardia Civil activar al Equipo Roca de Castuera, éstos detectaron el movimiento de una banda organizada, todos ellos miembros de un mismo grupo familiar, quienes se estarían dedicando al «robo a la carta», en estaciones estratégicas de municipios ubicados en Extremadura y provincias limítrofes a esta Comunidad Autónoma.

Modus operandi. Con antelación al robo, a través de paginas Web, ofertaban la venta de los objetos que se encontraban en el interior de instalaciones estratégicas. Una vez obtenida la petición de compra por terceras personas (personas que en principio ignoraban su procedencia), el grupo se trasladaba a los puntos ya reconocidos anteriormente, para ejecutar el robo, no dudando en forzar los accesos a las instalaciones, apoderándose de los efectos peticionados. Estos robos se ejecutaban durante la noche, en el espacio entre la comisión y entrega al comprador, en pocas horas, lo que dificultaba la investigación.

Con esta operación de la Guardia Civil se da por desmantelada una banda organizada, a la que se le implica en la comisión del robo en 12 repetidores de comunicación y 10 estaciones de agua de diferentes municipios pacenses, cacereños, cordobeses y ciudadrealeños. La mayor parte (17 robos) se perpetraron en la provincia de Badajoz.

Hechos delictivos que causaron un grave perjuicio tanto económico, valorado en unos 120.000 euros, como de interrupción del suministro de servicios esenciales, como el abastecimiento de agua potable y comunicación a algunas localidades.