CÓRDOBA EN CLAVE DE FUTURO

Grupo Faasa, una compañía con proyectos de altos vuelos

La empresa palmeña tiene en marcha hasta 2020 un plan inversor de 45 millones de euros

Hangar para helicópteros del grupo Faasa
Hangar para helicópteros del grupo Faasa - ABC

Llegar al medio siglo para una empresa no es tarea fácil. El Grupo Faasa lo ha conseguido este año en un momento en el que la compañía aeronáutica se encuentra en pleno proceso de expansión. Sebastián Almagro fundó la firma ubicada en Palma del Río en 1966 para satisfacer las necesidades de productos fitosanitarios del Sur de España. Posteriormente se introdujo en la tarea de la defensa forestal y la vigilancia aérea y en la década de los 90 del pasado siglo amplió la flota para incorporar el servicio de evacuación sanitaria.

Ya en 1999 se inauguró el centro de enseñanza Caena dirigido a técnicos en mantenimiento de aeronaves y pilotos de helicópteros. A través de esta marca imparten desde entonces cursos homologados en el ámbito nacional e internacional en un entorno aeronáutico real, ya que la escuela se encuentra dentro del Aeródromo Sebastián Almagro.

Uno de los últimos hitos ocurrió en 2013, cuando abrieron unas instalaciones en el polígono Aerópolis de Sevilla, junto a la multinacional Indra, en las que se encuentra una plataforma de entrenamiento para todos los agentes que intervienen en un incendio forestal. El presidente del Grupo Faasa, Miguel Ángel Tamarit, informó de que a través de estas instalaciones se han formado más de 600 profesionales tanto españoles como bolivianos, peruanos, portugueses, chilenos y sudafricanos.

La empresa cuenta con varios centros de mantenimientos de aeronaves (CMA) dentro y fuera de España. De forma conjunta, se disponen de más de 15.000 metros cuadrados dedicados en exclusiva a esta tarea. En concreto, en las instalaciones situadas dentro de las fronteras nacionales se puede realizar el mantenimiento de una veintena de helicópteros y de hasta cuatro aviones de forma simultánea. La sociedad tiene muy buenas perspectivas de cara al futuro ya que tienen en marcha un plan de inversiones por valor de 45 millones de euros hasta 2020.

Asimismo, la firma dispone de más de 80 aeronaves, entre aviones y helicópteros (ligeros, medios y pesados). Para el desarrollo de sus trabajos la compañía emplea a más de 400 empleados. Además, cuenta con un simulador de vuelo del modelo Bell 412 con la particularidad de que también sirve para poder entrenar, evaluar capacidades y habilidades desde la posición de piloto o instructor en forma simulada en un entorno de incendio y en operaciones relacionadas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios