Techo de una de las aulas del colegio El Carmen, en Lucena
Techo de una de las aulas del colegio El Carmen, en Lucena - ABC
EDUCACIÓN

Goteras y ratones: El día a día del colegio El Carmen de Lucena

El PP exige a Ayuntamiento y Junta obras de urgencia ante la precariedad del centro

LUCENAActualizado:

La parlamentaria andaluza María de la O Redondo se reunió el pasado martes con padres de alumnos del colegio El Carmen que han exigido al Ayuntamiento la ejecución de obras para eliminar las goteras existentes en aulas y pasillos, que obligan a poner cubos cuando llueve, siendo incluso más grave la situación de una de las aulas de sexto, en la que se producen «desprendimientos» del revestimiento del techo «que ponen en peligro la integridad física del profesorado y de los alumnos».

Redondo calificó como «lamentable» la situación de este colegio y adelantó que su grupo presentará sendas mociones en el Ayuntamiento y en el Parlamento Andaluz para que se lleve a cabo una intervención de urgencia.

Ratones en el comedor

En la mañana de ayer padres y madres de los alumnos del aula de 6º B, en la que se encuentran las principales goteras acudieron al centro con la intención de impedir la entrada a clase de los 27 alumnos de la misma, para que desde la dirección se accediese al traslado provisional del alumnado a otras dependencias del centro, entre tanto se subsanan los problemas existentes, al que accedió el director.

No queda ahí la cosa, porque algunos padres se han negado a que sus hijos acudan al comedor escolar del centro, tras detectarse en algunas de esas dependencias la presencia de ratones. Técnicos de una empresa especializada en control de plagas trabajaron en el colegio, y han determinado que será mañana, cuando los escolares abandonen el complejo educativo, cuando se proceda a colocar trampas especiales para roedores, que serán retiradas el lunes, antes de la llegada de los alumnos.

Por otra parte el Ayuntamiento desmintió ayer la existencia de una plaga de roedores en diferentes centros educativos de la ciudad «en contra de lo que se está difundiendo por mensajes en redes sociales ante lo que parece ser un bulo».