El ministro de Justicia, Rafael Catalá junto a Antonio del Castillo, en la Arruzafa
El ministro de Justicia, Rafael Catalá junto a Antonio del Castillo, en la Arruzafa - VALERIO MERINO
CONVENCIÓN

El Gobierno anuncia en Córdoba que redobla la ofensiva por la prisión permanente revisable y ampliará los casos

El ministro de Justicia afirma que quieren que se aplique a quienes oculten el cadáver de sus víctimas

CÓRDOBAActualizado:

El ministro deJusticia, Rafael Catalá, ha defendido este domingo en Córdoba la prisión permanente revisable como una forma de «proteger a la sociedad» de las personas que han cometido delitos gravísimos. Lo ha hecho en un acto que clausura el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para defender esta pena frente al deseo de la oposición en el Congreso de derogarla.

Fuentes del ministerio han anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes una propuesta para ampliar los casos en que se aplica, que llegaría a quienes oculten el cadáver (como ha sucedido en el caso de Marta del Castillo), los secuestros que terminen en asesinato y la utilización de elementos químicos para la muerte de las personas, junto con los incendios a sabiendas de que puedan afectar a personas.

El Gobierno redoblará así su ofensiva para mantener esta pena y lo hará tanto en el Congreso como en la calle, con la recogida de firmas.

Catalá ha definido al PP como «el partido de la sensibilidad social» por escuchar lo que ha entendido como una reclamación de la calle. Ha recordado que se trata de una pena presente en casi todos los países europeos, excepto en Portugal, e impulsada incluso por partidos socialistas. Fue «el caso de Francia, donde la aprobó el gobierno de François Miterrand», y no se ha derogado.

Incluso recordó cómo el número de casos en que se puede aplicar en España, que es de ocho, es menor que en otros lugares, como Alemania, en que son más de 40, y Francia, en que son 26. «La sociedad española apoya la prisión permanente revisable», afirmó, después de recordar que «no es una cadena perpetua», sino que contempla la reinserción del penado.