Cementera Cosmos
Cementera Cosmos - V.M.
MEDIO AMBIENTE

Urbanismo expedienta a Cosmos por valorizar residuos y la empresa de Córdoba dice que tiene permiso

La cementera defiende que actúa «bajo la más estricta legalidad»; Urbanismo le da dos meses para pedir la autorización

CÓRDOBAActualizado:

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha abierto un expediente a la cementera Cosmos por valorizar residuos sin contar con la preceptiva autorización. Según avanza Diario Córdoba, se trata de un procedimiento sancionador «de proteción de la legalidad urbanística a partir del informe de la delegación de Medio Ambiente que pone de manifiesto que se están utilizando biomasa y residuos como combustible».

La cementera tiene quince días para presentar alegaciones y dos meses para reglar su situación. No obstante, pese a que solicite el citado permiso, todo apunta a que el Ayuntamiento se lo denegará.

Cosmos por su parte, ha remitido un comunicado en que asegura no entender la decisión adoptada «sin fundamento» por Urbanismo, «cuyo único objetivo es poner en duda la legalidad de nuestra fábrica».

Según apunta en la nota, «Cementos Cosmos cuenta desde el año 2007 con una Autorización Ambiental Integrada (AAI), otorgada por la Junta de Andalucía, tras un informe previo de compatibilidad urbanística emitido por la propia Gerencia de Urbanismo. Esto significa que el propio Ayuntamiento ha avalado con su informe urbanístico la sustitución parcial de combustibles tradicionales por residuos no peligrosos, autorizada en la AAI».

En este sentido, la cementera alcara que «ambos permisos avalan que la fábrica actúa siempre bajo la más estricta legalidad y con absoluto respeto al medio ambiente y a la salud de las personas de su entorno».

La planta del polígono de Chinales se dedica exclusivamente a producir cemento «y para ello necesita combustibles con alto poder calorífico. La AAI permite a la fábrica utilizar como combustibles, además del coque de petróleo y biomasa, otros combustibles derivados de residuos no peligrosos», apunta Cosmos.