ANUNCIAN SU SALIDA

Fundadores y directivos de Córdoba Apetece se dan de baja y cargan contra su presidente

Acusan a Alberto Rosales de estar «obsesionado» con Hostetur, otro colectivo hostelero, y de «perpetuarse en el cargo»

Los presidentes de Córdoba Apetece, Alberto Rosales, y Hostetur (detrás) en una comparecencia
Los presidentes de Córdoba Apetece, Alberto Rosales, y Hostetur (detrás) en una comparecencia - ARCHIVO

Crisis en una de las patronales de la hostelería provincial: Córdoba Apetece, con la marcha de miembros fundadores e integrantes de la junta directiva. Según han señalado estos últimos en una nota, se van descontentos con la actitud del presidente, Alberto Rosales.

En el comunicado se indica que han presentado su dimisión y han pedido la baja en este colectivo miembros fundadores de esta asociación empresarial, entre los que se encuentran Rafael San Miguel (Finca El Capricho o Ágora 83), Francisco Mulero (Mercado Victoria) y Enrique Merino (BUMM Projectlab) así como otros restauradores como Sergio Rodriguez (Grupo La Carboneria), Laura Roda (Taberna Doble de Cepa) y Juan José Ruiz (La Salmoreteca).

En el comunicado, estos hosteleros denuncian que llevan varios meses «peleando» para que en Córdoba Apetece se hagan las cosas «con criterio», pero, lamentan, ninguna de sus peticiones han sido atendidas. Entre otras, está la convocatoria de elecciones.

Recuerdan que Rosales fue elegido presidente el 29 de junio de 2016 y que los estatutos de la asociación «establecen claramente que el periodo de vigencia del cargo es por un año y que ha de convocarse una asamblea general extraordinaria, recogiendo en el orden del dia, la elección de los nuevos miembros de la junta directiva». «El señor Rosales ha desoído los estatutos, perpetuándose en el cargo, sin ningún tipo de sometimiento al voto de los socios», denuncian los dimisionarios.

Critican al máximo responsable de Córdoba Apetece por su «obsesión» por Hostetur, la asociación empresarial más antigua del sector (heredera de Hostecor). Eso, a su juicio, ha desvirtuado la esencia con la que nació este colectivo en 2014.

Acusan a Rosales de «andar enfrascado en una lucha, sin razón y alegal, contra la mesa [municipal] de veladores y la participación en ella de la única asociación profesional de hostelería de Córdoba, Hostetur».

Ante esta situación, denuncian los hosteleros que dejan Córdoba Apetece, el cariz y la dirección de la asociación, es «completamente unipersonal». «No representa los valores para los que fue creada, incumpliendo totalmente los estatutos vigentes», sentencian.

Colectivo nacido en 2014

Córdoba Apetece nació en 2014. Pretendía ser una alternativa ante los serios problemas de funcionamiento de Hostecor, que sufría una grave crisis económica y social. La llegada de un nuevo presidente a este último colectivo, Francisco de la Torre, llevó a un acercamiento de ambas asociaciones hosteleras.

Un hito de unidad relevante llegó con la participación de ambos colectivos en enero de 2016 en la creación del clúster Fides, donde coincidieron con la Federación de Comercio y con la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba. Hostecor y Córdoba Apetece acabaron fundiéndose en un solo colectivo en febrero de 2017: Hostetur.

Sin embargo, en marzo del presente ejercicio, el presidente de Hostetur -el que había sido máximo dirigente de Hostecor- decidió abordar en una reunión con el edil de Urbanismo, Pedro García (IU), la polémica ordenación de los veladores en la ciudad. Los hosteleros, al completo, habían dejado en octubre de 2016 la mesa municipal en la que se intentaban ordenar el boom de las terrazas en la ciudad.

Aquel encuentro provocó que Córdoba Apetece acabara dejando Hostetur, quien, a su vez, acabó saliendo de Fides. Hostetur, además, regresó a la mesa de veladores.

Toda la actualidad en portada

comentarios