TRÁFICO

Examinadores de la DGT irán a huelga indefinida en septiembre

Advierten que si todos secundan el paro no habrá exámenes y provocará pérdidas

Protestas de autoescuelas en Córdoba durante el mes de julio
Protestas de autoescuelas en Córdoba durante el mes de julio - ARCHIVO
P. GARCÍA-BAQUERO Córdoba - Actualizado: Guardado en: Andalucía Córdoba

Los examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT) no bajan la guardia, y dado que el mes de agosto es inhábil, han anunciado a partir del 4 de septiembre huelga indefinida. A la huelga, de no cambiar las cosas en las próximas semanas, están llamados el cien por cien de los examinadores por lo que puede que no haya exámenes de carné de conducir en septiembre. «Se trata de que nos escuche la DGT y cumpla su promesa porque lo que pretende el Gobierno es que nos aburramos y tiremos la toalla cansados de perder unos 60 euros por cada día de huelga», declara a ABC Córdoba Pablo Jiménez, presidente de Asextra.

«El Gobierno está encabezonado pese a que el propio director de la DGT, Gregorio Serrano,reconocía en sede parlamentaria el pasado 10 de mayo que era una solicitud justa», denuncia Jiménez. Por su parte, Serrano en su comparecencia parlamentaria dijo que entonces que «desde la DGT se intenta alcanzar la máxima calidad y la excelencia en los exámenes y mejorar el complemento específico de los examinadores para hacer atractivo el puesto, y en ello estamos», indicó Jiménez.

Según el presidente de Asextra, la DGT con la huelga que comenzó en junio «ya ha perdido mucho más dinero de tasas (9 millones de euros) por la suspensión de exámenes que lo que tendrían que pagarnos de complemento específico desde que comenzaron los paros», aclaró. De hecho, según los cálculos del presidente de Asextra en Córdoba, «no llegaría a los tres millones de euros lo que tendrían que pagar en todo el país, y serían en torno a unos 240 euros mensuales brutos para los examinadores».

De esta forma se podría cubrir la falta de examinadores que hay actualmente en España. «Nadie quiere ir a la calle y examinar en lugar de quedarse en las oficinas por el mismo sueldo», apostilló Jiménez. El problema se agrava en septiembre, ya que es uno de los meses, junto a julio, con más exámenes del año. La huelga durante los días que fue convocada en julio tuvo un seguimiento del 70 por ciento y eso ha supuesto una pérdida de unas 90 pruebas cada día.

La huelga afecta a alumnos y autoescuelas. «La gente se frenará a la hora de ir a la autoescuela; verano es una época fuerte, sobre todo en la provincia y no se están apuntando nuevos alumnos, tanto que las matrículas han caído en julio entre un 50 o 60 por ciento», denunciaba el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Córdoba, Rafael Cruz. Aún no se conoce el número de examinadores que irá a la huelga, pero se prevé que al menos sean 9 de los 12 existentes en Córdoba.

Toda la actualidad en portada

comentarios