José Luque Velasco - DESDE MI RINCÓN

¡Ya está bien! José Luque Velasco

Córdoba no se merece el trato que le están dando las diferentes administraciones. No podemos permitírselo

Las nueve divinidades femeninas hijas de Zeus, las Musas, eran las inspiradoras de la música, de ahí su nombre. Más adelante se estableció que estas Musas inspiraban las artes y las ciencias. Pues a mi Musa le preguntaba sobre un tema que pudiera interesar a los lectores de Córdoba y sobre el que yo pudiera aportar algo positivo. Su respuesta me hizo pensar en colgar la pluma por una temporada. «No tengo ni idea», me dijo. No obstante me dio luz para tratar un asunto que considero importante.

Rafael Ruiz escribía en este mismo diario un sugestivo artículo: «La ciudad de bajo coste». Considera una tomadura de pelo la actitud que las diferentes administraciones tienen para con nuestra ciudad a la hora de hacer los presupuestos. El incumplimiento de los compromisos políticos por parte de la Junta es algo que los ciudadanos deberíamos tratarlo de manera seria de una vez por todas. Son muchas las promesas de inversiones necesarias que se hacen y cuando llega la hora de presupuestarlas, considerarán que Córdoba aguanta todo lo que le echen y de lo dicho nada de nada.

Córdoba debe hablar alto y claro para que nadie piense que no tenemos ni idea o que nos importa poco lo que se está haciendo con nosotros. Somos conscientes de que este asunto de los presupuestos no es algo puntual ni raro. Viene pasando desde hace demasiado tiempo y desde otras administraciones. Los presupuestos del Estado para el ejercicio que termina, discriminaron a Córdoba de manera vergonzante. Si Córdoba ocupa el puesto 19 en población, aquellos presupuestos del gobierno popular nos colocaron en el puesto 42 en inversiones. ¿Es que piensan que esas cosas se olvidan? Creo que no tienen ni idea de las consecuencias que originó semejante decisión. En Córdoba sabemos lo que son unos presupuestos y sus consecuencias. Que nadie piense que vamos aguantar carros y carretas.

Ayer mismo, ABC plasmaba un interesante análisis titulado «Córdoba, en la encrucijada de los presupuestos». En él se denunciaba cómo el Gobierno Central y la Junta de Andalucía parece que compiten para ver quién nos dedica menos recursos. Hace repaso de los proyectos que duermen en el tiempo con grave perjuicio para todos. De su lectura uno acaba preguntándose, ¿es que estos políticos no tienen ni idea de lo que Córdoba es capaz de responder ante tanta ofensa y dejación? ¿Creerán que vamos a permanecer callados? Si los responsables de defender a Córdoba no quieren, no saben o no pueden defender nuestros intereses como Córdoba se merece, tendremos que quitarlos democráticamente de en medio cuanto antes. Todo menos permanecer callados e inertes.

Córdoba no se merece el trato que le están dando las diferentes administraciones. Las mujeres y hombres que conformamos Córdoba no debemos permitirlo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios