Pedro García, con la alcaldesa, antes del debate
Pedro García, con la alcaldesa, antes del debate - VALERIO MERINO
DEBATE DEL ESTADO DE LA CIUDAD

IU dice que todos los avances municipales en Córdoba se han hecho sin la Junta ni el Gobierno

Ganemos orienta sus críticas al Ejecutivo central y se identifica como «corresponsable» del avance de medidas

CÓRDOBAActualizado:

Izquierda Unida se ha sentido solo a la hora de sacar adelante todo lo realizado hasta ahora. Ni el apoyo de la Junta de Andalucía ni el Gobierno central han tendido la mano a un cogobierno que está presidido por el mismo partido que gobierna en el Ayuntamiento, el PSOE, El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Pedro García, prometió un análisis objetivo del estado actual. Recordó que su partido se presentó a las elecciones con el lema REcupera Córdoba, una propuesta por un modelo de ciudad distinto al que durante cuatro años impulsó el PP: según García, poniendo en el centro a las personas. La Oficina de la Vivienda, los planes de empleo, mínimo vital de agua, infraestructuras como el centro de emergencia habitacional, la garantía de suministros básicos, la modificación de la LOUA propuesta a la Junta (rechazada por el Gobierno andaluz) para llevar el agua y la luz a las parcelaciones que están dentro del Plan General.

Dos áreas gobernadas por IU, Urbanismo e Infraestrucutras, llevan según García la voz cantante en materia de inversiones. La rehabilitación de la muralla del Marrubial, los primeros pasos para construir el Parque de Levante, la rehabilitación del Templo Romano y, sobre todo, el plan Mi barrio es Córdoba fueron las banderas enarboladas por García para presumir de la gestión de IU, a pesar de que el programa de actuaciones en los distitos ha estado en la picota por la baja ejecución de las obras previstas.

También se deshizo en halagos con las empresas presididas por concejales de IU: Sadeco y sobre todo Vimcorsa, a la que señala como impulsora de medidas en materia de vivienda que han logrado reducir los desahucios. Para ello se escudó en un dato del Consejo del Poder Judicial: los lanzamientos han bajado un 35 por ciento en la ciudad mientras subían en el resto del país. En materia de Participación Ciudadana, defendió la utilidad de las comisiones sobre memoria histórica y la titularidad pública de la Mezquita-Catedral.

En su segunda intervención, García la emprendió con el PP recordando la promesa (incumplida) de José Antonio Nieto de no presentarse si había más parados. En ese contexto, afirmó que los populares no tienen legitimidad. Negó además el discurso popular de que no se esté haciendo nada frente a la continua crítica de la oposición. De hecho, mostró folios en blanco para explicar todas las obras de los populares en su mandato en Urbanismo o las medidas turísticas.

García aseguró que solo el alto desempleo explica la polémica sobre Cosmos porque un contexto de pleno empleo a nadie se le ocurriría permitir el desarrollo industrial que plantea esta empresa o la ampliación prevista en El Cabril. A Ciudadanos, por su parte, le reprochó el apoyo parlamentario a las cuentas del Estado y de la Junta que han dejado a Córdoba en la cola de inversiones.

Un cambio de modelo

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, puso el énfasis en que la ciudad de Córdoba se encuentra en un momento crítico que es una situación grave pero también de oportunidades. Bajo su punto de vista, no puede ser que el principal asunto inversor que tiene el Estado sea gastar unos 35 millones de euros con el objetivo de construir el «stand by» de la línea de Almodóvar.

Blázquez reconoció ser corresponsable de la gestión, sobre todo en materia social, pero explicó que el esfuerzo no ha sido el que le gustaría. Constató por ejemplo que no existe aún un plan de rescate oficialmente aprobado por las autoridades municipales. La conclusión es que el gobierno podría haber hecho mucho más.

En su segunda intervención, Blázquez reclamó el cumplimiento de todas las medidas pactadas al inicio del mandato que permitan rediseñar la ciudad sin contar con los oligopolios. Pidió mas medidas sociales, ambientales y culturales. Exigió al equipo de gobierno más medidas relacionadas con las cooperativas de vivienda y exigirle al Gobierno el acceso a las inversiones. Blázquez se mostró orgulloso de ser radical porque se va a ir a la raíz de los problemas y afirmó que, puestos a extremos, el rescate a la banca.