PRIMEROS EFECTOS

Despedida ante sus compañeros este viernes y camino a la sucesión

La marcha de Nieto al Ejecutivo refuerza el papel de Bellido en el Ayuntamiento y abre el melón del relevo en el partido

Nieto preside una junta directiva provincial del PP
Nieto preside una junta directiva provincial del PP - ARCHIVO

El nuevo secretario de Estado de Seguridad, el cordobés José Antonio Nieto, se despedirá este viernes de sus compañeros de partido en Córdoba en una junta directiva que aún seguirá presidiendo como máximo responsable de la estructura en la provincia.

Nieto ha convocado a sus compañeros a primera de la tarde en un acto que se antoja como de reconocimiento y despedida al que es máximo líder de los populares cordobeses desde 2006, llevando al partido a cotas máximas de poder (Ayuntamiento de Córdoba y Diputación con mayorías absolutas) y los mejroes resultados electorales de su historia en Córdoba (con tres victorias seguidas en las municipales de la capital).

Con la marcha de José Antonio Nieto a Madrid los primeros efectos pasan por dejar su acta de concejal en el Ayuntamiento de Córdoba, donde la figura de José María Bellido, actual portavoz, se refuerza como la cabeza visible del partido en sus aspiraciones de revalidar el triunfo y conquistar la Alcaldía perdida.

En cuanto al plano orgánico todavía tardará en llegar el congreso provincial. Primero será en clave nacional y luego regional. Pero, Nieto tendrá que decidir si abandona también la presidencia del PP de Córdoba diseñando una sucesión con nuevos cuadros repletos de juventud, por otro lado, o mantiene el control de partido de manera directa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios