El presidente de Sadeco [con abrigo], Pedro García (IU), en la presentación de la recogida de la naranja
El presidente de Sadeco [con abrigo], Pedro García (IU), en la presentación de la recogida de la naranja - V. MERINO
AYUNTAMIENTO

CTA denuncia que Sadeco paga en Córdoba por recoger naranjas casi la mitad que en el campo

El sindicato revela que la firma municpal de limpieza abona 26 euros al día por 48 de los jornales

CÓRDOBAActualizado:

El líder en el Consistorio de CTA (sindicato mayoritario en el Consistorio), Francisco Moro, cargó ayer contra las políticas de IU en materia laboral en el Ayuntamiento de Córdoba.

El cañonazo a la línea de flotación de la labor en este campo de la coalición de izquierdas llegó cuando recordó que el presidente de Sadeco (empresa municipal de limpieza), el edil Pedro García (IU), se «vanagloria de que la izquierda se diferencia de la derecha en que se crean empleos de inserción social», al hilo de que este mes presentara el contrato adjudicado a Fepamic (federación provincial de asociaciones de discapacitados) para la recogida de la naranja en la capital. Estas tareas permitirán contratar a 60 personas.

Moro señaló que, en estas vinculaciones de dos meses, «se está pagando el salario mínimo interprofesional, con lo que salen al día por 26 euros». «A los jornaleros del campo se les paga 48 por jornada», advirtió. O sea, que Sadeco está pagando un 46% menos de lo que se abona en el sector agrícola.

«Ésa es la izquierda revolucionaria, transformadora y de cambio social», dijo en tono irónico el máximo responsable de CTA en el Ayuntamiento. Aseguró que la recogida de la naranja se paga tan poco debido a que el procedimiento de adjudicación fue un «desastre».

Sostuvo que existe «un convenio, a nivel nacional, para disminuidos físicos y psíquicos, y lo pueden aplicar las empresas de inserción social, como Fepamic». Supone, ahondó Moro, que a este tipo de trabajadores, estén en la actividad que estén no se les aplique el marco laboral del sector -en este caso, el de la jardinería- en el que trabajen, sino el citado convenio, que «tenemos denunciado ante Inspección de Trabajo». «Y como por la Administración de aquí no hay ningún control...», añadió.