Natividad Gavira - Puerta giratoria

Déjennos en paz Natividad Gavira

Señores políticos, devuelvan el animalismo, el laicismo y la presunta homofobia al terreno de la libertad personal

La alcaldesa junto a los portavoces y ediles de Ganemos e IU y PSOE en Capitulares
La alcaldesa junto a los portavoces y ediles de Ganemos e IU y PSOE en Capitulares - R. CARMONA

Los cordobeses pedimos políticos que no se atrincheren en sus propias convicciones transformadas en amenazas hacia sí mismos cuando alguien se sale del guión. Pedimos que el animalismo, la presunta homofobia y el laicismo dejen de ser argumentos políticos y sean devueltos al terreno de la libertad personal y a la órbita del respeto mutuo, donde esta ciudad tiene un lugar reservado. Pedimos que ante la falta de argumentos y de método no nos busquen para elegir en qué bando militamos y a qué trinchera servimos. Queremos no ser señalados para definir nuestra conciencia y entregársela al gobierno municipal, constituido en un mini Estado al que debemos obedecer y agradecer también el agua y la sal.

Es sencillo, ustedes gobiernan, nos cobran impuestos, nos proveen de servicios, nos dan algunas lecciones de democracia y decencia y nos dejan en paz porque todo lo que ocurre en torno a estos tres aspectos exhibidos como señuelos de progreso tiene un tufo rancio, de los de antes.

Me gustaría saber hoy, que se debate en pleno una propuesta de Ganemos para que los cargos públicos se abstenga de representar al Ayuntamiento de Córdoba en las manifestaciones religiosas populares, porqué los munícipes tienen que esconder su verdadera apetencia en virtud de la llamada disciplina de partido. Hay socialistas taurinos que se esconden, devotos de IU que prefieren ofrecer su sentir religioso al triunfo de sus siglas en una votación.

¿Por qué la diversidad solo es un valor si se acota en un sentido y no en otro? ¿se puede ser diverso siendo de izquierdas y cofrade?¿se puede sostener la lucha por la justica social y mirar con respeto las tradiciones?. A veces creo que para algunos dirigentes políticos el compromiso político solo se entiende si se hilvanan unas condiciones determinadas y previsibles, si se defiende un estereotipo que limita y empequeñece la diversidad, eso que tanto pregonan pero que la entienden siempre hacia fuera, nunca hacia dentro.

Debe resultarte esnob acudir a la procesión de tu barrio si eres muy de izquierdas, pero solo eso, después has de reservar para el ámbito de lo personal tu apetencia como edil porque el pueblo ha de entender que nadie debe representarlo en este ámbito, se trata de resquicio del pasado y eso.

A menudo la intencionalidad política esconde más suposiciones que realidades, se banalizan las propuestas antes del debate por presumibles y caducas. Y éste es un caso más para la demostración de estar ocupando un tiempo en la historia redundante y manido.

Habría que reparar en el desgaste ciudadano que representa volver a esgrimir las mismas consideraciones que hace un año y querríamos avanzar hacia algún lugar, evitar el permanente retorno a posturas irreconciliables por extremas, dejar de acentuar la diferencia para vivir la diversidad. No hay nada más cercano a la diversidad que la manifestación personal y auténtica de cada uno, sin pasar por el tamiz de mandato municipal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios