CulturaArte contemporáneo para reflexionar sobre educación en Córdoba

La Fundación Botí abre «Back to school», una iniciativa sobre la enseñanza

CÓRDOBAActualizado:

Una gran cantidad de pupitres volcados. Así comienza la exposición «Back to school», que se inauguró ayer, y que reúne trabajos de varios artistas con la educación como tema central en la Fundación Botó. Su título en inglés, «vuelta al colegio», tiene varias lecturas y puede servir en primer lugar como una oportunidad para pensar en el tipo de educación que se da y también para reflexionar sobre el mundo, que es algo que también se hace en la escuela, como apuntó el comisario de la cita, Jesús Alcaide.

La exposición comienza con los pupitres dispuestos como barreras, una obra de Jesús Martínez Oliva, que quiere hacer notar que «el acceso a la educación no es para todos», porque según el autor «muchas veces se inculca el miedo a lo diferente, al otro». Por eso se disponen así las mesas. A continuación sigue reflexionando sobre las barreras contra los inmigrantes a través de una serie de dibujos en que aparecen las concertinas de las fronteras, entre otros elementos en la separación de unos países y otros.

Los pupitres de Jesús Martínez Oliva
Los pupitres de Jesús Martínez Oliva-Valerio Merino

No son las únicas, ya que conforme avanza la exposición otro autor también las toma y las deforma para construir a sus pies reclinatorios. Valeriano López quiere enseñar su reclamación de que en las aulas se ofrezca «una verdadera educación laica» y pretende alertar sobre la influencia de la religión en la educación.

La política y la reflexión sobre los asuntos públicos impregna la mayor parte de la exposición, ya que, como dijo el comisario, la mayor parte hablan de las tensiones de «la sociedad capitalista». Jordi Ferreira aporta una singular instalación en que no hay libros de texto, sino fragmentos de ellos, que se disponen formando un círculo, y con ellos quiere mostrar que «toda educación siempre está sesgada por la ideología o por la forma en que la ve quien la promueve».

El grupo Declinación Magnética acude a revisar la historia de la conquista de América por parte de los españoles y por eso ha dispuesto en las paredes de la sala una serie de vídeos en los que alumnos de países de Latinoamérica hablan sobre distintos temas.

Los dibujos de Marc Herrero también quiere reflexionar sobre la escuela en un estilo en el que la figuración pone ante el espectador una realidad abstracta, como en los jeroglíficos de los pasatiempos clásicos. Así aparece una cabeza de un niño con los mandos de un futbolín o con una espiral que termina en su oído, para mostrar cómo la educación condiciona la adquisición de determinados valores en los niños y jóvenes.

La exposición se abrió en la tarde de ayer con una «performance» de la artista Laia Estruch, que llamó la atención por ser una estructura hinchable que se dispuso en el patio. Con ella la autora quería reflexionar sobre «la educación, la voz, la sonoridad y el cuerpo».