INFRAESTRUCTURAS

Cuando las obras a precio bajo son un problema en Córdoba

Las ofertas a la baja de las constructoras dificultan justificar los 2,5 millones que aporta el Gobierno

Amparo Pernichi pasa junto a la obra en la avenida de Cervantes
Amparo Pernichi pasa junto a la obra en la avenida de Cervantes - VALERIO MERINO

Esprint final para conseguir adjudicar todas las obras del proyecto «Mi barrio es Córdoba» que permitirán aplicar los 2,5 millones que aporta el Gobierno. Tras un largo proceso, el Ayuntamiento inauguró este jueves de forma oficial la primera de ellas y aseguró que espera que a lo largo de la próxima semana se irán adjudicando todas las demás actuaciones. «Espero que las licitaciones vayan cayendo en cascada, de las 15 obras que tenemos», afirmó la concejala de Infraestructuras, Amparo Pernichi, que recordó que el plan tiene dos partes. Por un lado está lo que subvenciona el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con una cantidad de 2,5 millones de euros y por otra está afectado por el crédito del Ayuntamiento.

Pernichi aseguró que su departamento «se dejará la piel» para que su ejecución sea la máxima hasta finales de noviembre, que es cuando termina el plazo para justificar los 2,5 millones que concede el Gobierno. Pero ha encontrado algo que en otras ocasiones sería una ventaja y ahora es un problema: las ofertas a la baja que realizan las empresas constructoras que aspiran al contrato público. En concreto, muchas de ellas presentan un plan que rebaja en un 30 por ciento el presupuesto base de licitación publicado por el Ayuntamiento. Es lo que ha sucedido con la obra de la avenida de Cervantes que ya ha empezado, que de los 204.000 euros iniciales ha pasado a 148.000. Un 27,45 por ciento menos de lo presupuestado.

Pero lo que podría ser un ahorro para el Ayuntamiento ahora no lo es tanto, debido a que el Consistorio no llega a los 2,5 millones que tiene que justificar ante el Gobierno de España. «En los últimos años iban subiendo las ofertas, de forma en que en 2015 eran del 20%, con lo que habían subido desde el año anterior, pero este año han caído al 30», resaltó la edil de Infraestructuras.

Las obras en Cervantes supondrán el talado de 16 plátanos ya enfermos

El Ayuntamiento intentará que esto no cree problemas y por eso se encargará de enviar al Ministerio de Hacienda una modificación del plan «para cubrir las espaldas», y donde se incluirán varios proyectos que están a punto de salir. Con la obra de la avenida de Cervantes se quiere responder a una demanda de los vecinos de mejorar el acerado derecho, que es el que da a las viviendas. Los trabajos no supondrán eliminar ninguna plaza de aparcamiento y sí mejorará el acerado con nuevas losas hidráulicas, que así mejorarán los muchos desperfectos que ya presentaba esta zona debido al paso del tiempo. También se arreglarán todos los pasos de cebra y se cambiarán las luminarías a luces LED. Las obras durarán dos meses y cinco días y dejarán el mismo número de plazas de aparcamiento, pero supondrán la tala de los 16 plátanos actuales, ya muy enfermos, por 25 almezos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios