Bernabé Galán, ayer, antes de tomar posesión como presidente del Colegio de Médicos de Córdoba
Bernabé Galán, ayer, antes de tomar posesión como presidente del Colegio de Médicos de Córdoba - VALERIO MERINO
ENTREVISTA

«En Córdoba, en diez años, se jubilarán unos 1.500 médicos, un cuarenta por ciento del total»

Bernabé Galán inició ayer su segunda etapa al frente del Colegio de Médicos de la provincia

CÓRDOBAActualizado:

Bernabé Galán tomó ayer posesión como presidente del Colegio de Médicos de Córdoba. Es la segunda etapa que este médico de familia que ejerce en la localidad de Fuente Palmera y conoce a fondo la atención primaria afronta con ilusión y con la fuerza de culminar la renovación y digitalización del órgano colegial. ABC Córdoba abordó con él los frentes que tiene abiertos como los recortes o las agresiones a profesionales. La entrevista se puede leer íntegra hoy en la edición de papel de ABC Córdoba o en su edición digital (Kiosko y Más).

A lo largo de la conversacion mantenida con Galán, éste indicó que «hemos recibido muchas quejas por falta de personal y de material» en la atención sanitaria. Y demandó un Pacto de Estado que «garantice la sostenibilidad de un sistema sanitario público, universal, equitativo y solidario». Advirtió de que, con la crisis y los recortes en el gasto de la Administración, del sistema público de salud «salieron muchos profesionales y eso ha hecho daño a la salud de las personas».

A esto se une, advirtió, de que «en los próximos 10 años se jubilarán unos 60.000 médicos; en Córdoba serán unos 1.500profesionales, un 30 o 40 por ciento del total de los 3.800 colegiados que hay hoy».

En cuanto a las agresiones, destacó el convenio establecido entre la OMC [Organización Médica Colegial] y el Ministerio de Interior, por el que se ha nombrado en cada provincia un agente de la Policía Nacional o Guardia Civil que lleva directamente todos estos casos.

Entre los retos que se marca al frente del Colegio de Médicos, indicó que está «mejorar todo esto que estamos haciendo». Avanzó que «estos cuatro años serán los últimos para mí».