Un hombre pasa frente al edificio de los juzgados
Un hombre pasa frente al edificio de los juzgados - VALERIO MERINO
TRIBUNALES

Condenado a seis años de prisión por corrupción de menores desde su piso de estudiantes

Engañó a una niña de 12 años con un perfil falso en Tuenti para que le enviara fotos desnuda

CÓRDOBAActualizado:

Un joven estudiante cordobés ha ingresado voluntariamente en prisión para comenzar a cumplir la condena de seis años de prisión impuesta por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial por corrupción de menores. El tribunal que le juzgó el pasado mes de junio, consideró probado que entre los días 31 de marzo y 2 de abril de 2014, el acusado, movido por sus deseos libidinosos, haciendo uso de un perfil falso en la red social Tuenti, convenció a una niña de 12 años de que le había introducido un virus informático en su ordenador y que podía activarlo en cualquier momento. Con dicho ardid, el acusado logró engañar a la menor para que consintiera enviarle fotos desnuda. Asimismo, el acusado logró que la niña iniciara hasta 4 videoconferencias por Skype en la que ella se realizaba tocamientos desnuda, grabándolo todo el acusado.

Como consecuencia de estos hechos un juez instructor pidió la entrada y registro en un piso de estudiantes en Córdoba el 17 de junio de 2014, donde se encontraron dos dispositivos USB, una tablet y un teléfono además de un ordenador portátil, que contenía 164 archivos, muchos de los cuales eran de pornografía infantil, que además fueron compartidos con terceras personas.

El tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial condenó al acusado, que ha comenzado a cumplir condena, a 5 años de prisión por el primero de los delitos de corrupción de menores, a los que se suma libertad vigilada durante otros cinco años, una vez que salga de prisión. Asimismo, el juez le prohíbe cualquier profesión u oficio sea o no retribuido que conlleve contacto directo y regular con menores de edad durante seis años.

De otro lado, por el segundo delito de corrupción de menores, este estudiante ha sido condenado a un año de prisión así como otro año más de libertad vigilada así como la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio sea o no retribuido que conlleve contacto directo y regular con menores de edad durante dos años.