DISTINCIÓN

Condecoran al guardia civil de Córdoba que salvó a un bebé que se asfixiaba en la carretera

El agente recibe la medalla de la Orden del Mérito con distintivo blanco por su actuación ejemplar

Entrega de condecoraciones, ayer en el Día del Pilar
Entrega de condecoraciones, ayer en el Día del Pilar - VALERIO MERINO

Durante el acto de celebración del Día de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, tuvo lugar la tradicional entrega de medallas y distinciones a miembros del cuerpo. En este acto se distingue a los agentes que bien por su veteranía, por poner en riesgo su vida o por una actuación de especial trascendencia social resultan meritorios de recibir una medalla. En concreto en el acto del miércoles se entregaron 43 condecoraciones y cuatro distinciones.

Uno de los condecorados en el acto de este año ha sido el guardia civil que salvó la vida a un bebé de 18 meses en el mes de febrero. El suceso tuvo lugar en la carretera A-431 en Villarrubia, cuando una mujer se bajó de un vehículo pidiendo auxilio porque el niño que tenía en brazos no podía respirar.

Dos agentes del Subsector de Tráfico que se encontraban en la zona acudieron en su ayuda. El bebé se estaba asfixiando, y el agente utilizó una de las boquillas que se utilizan para realizar las pruebas de alcoholemia para mantener abiertas sus vías respiratorias y a continuación realizarle maniobras de reanimación, con lo que pudo ser llevado al hospital sin riesgo.

Por esta especial misión, el agente ha recibido la medalla del Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco por su conducta ejemplar. Se trata de una condecoración que se concede a aquellos guardias civiles que realizan una actuación digna de que se resalte como mérito extraordinario o un servicio que por su dificultad evidencie unas cualidades profesionales o cívicas especiales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios