Casas destrozadas en la isla Saint Martin tras el paso del huracán Irma
Casas destrozadas en la isla Saint Martin tras el paso del huracán Irma - ABC
ESTREMECEDORA PETICIÓN DE AUXILIO

Comienzan los trámites para evacuar a la joven de Pozoblanco atrapada por el devastador huracán Irma

Exteriores contacta con el Gobierno francés para sacar de la isla Saint Martin a Sara Cerezo

POZOBLANCOActualizado:

El desgarrador mensaje de auxilio que el domingo lanzó la joven pozoalbense Sara Cerezo a través de una red social está surtiendo el efecto deseado. Se encuentra atrapada en la isla de Saint Martin, donde vive desde hace dos años por motivos profesionales (es odontóloga), por los devastadores efectos del huracán Irma.

Su petición de socorro ha llegado a las diferentes Administraciones, que buscan ya poner a salvo su vida, así como garantizar lo mismo para el resto de españoles que se encuentran en las mismas circunstancias.

Cerezo dejó claro que a la situación de destrucción que se vive en la isla hay que unir la de inseguridad, debido a los continuos saqueos. Eso fue lo que le llevó a narrar que «se oyen disparos frecuentemente, no podemos dormir porque tenemos que hacer guardias en nuestras casas».

El Ayuntamiento de Pozoblanco ha emitido hoy un comunicado en el que ha asegurado que el alcalde, Santiago Cabello (PP), ha mantenido una reunión con la familia de la joven. El regidor también ha contactado con Sara Cerezo para conocer de primera mano su situación.

Del mismo modo, el primer edil ha trasladado, según se asegura en el comunicado, la situación a los responsables de los ministerios del Interior y de Asuntos Exteriores, que a su vez se habrían puesto en contacto con autoridades francesas y embajadas responsables de la zona afectada para conocer al detalle las gestiones que se están realizando para rescatar a los españoles que se han quedado atrapados en la isla, que es franco holandesa.

Por otro lado, algunos familiares de la joven utilizaron las redes sociales para dar las últimas noticias y aseguraron estar «más tranquilos» ante las noticias del envío de militares por parte de las autoridades francesas.