Uno de los puestos del mercado navideño de las Tendillas
Uno de los puestos del mercado navideño de las Tendillas - VALERIO MERINO
ECONOMÍA

El comercio confía en igualar las ventas del año pasado en la campaña de Navidad

Reconoce la «incertidumbre» ante el mal inicio de la temporada de invierno, que ha lastrado el balance

CÓRDOBAActualizado:

A falta de presentación oficial en sociedad, la campaña de Navidad ya ha empezado para el comercio. De ello dan fe los motivos festivos que adornan los establecimientos comerciales y las cartas a los reyes magos de los catálogos de las grandes superficies. La campaña empieza lastrada por un mal inicio de la temporada de invierno que vino motivado por cuestiones climatológicas: el verano se alargó más de la cuenta, por lo que los productos de la temporada de frío no han tenido venta fácil hasta hace muy poco.

El comercio afronta la Navidad con esperanza pero convencidos de que lo que el sector necesita no son los empujones del «Black Friday» ni de las Fiestas, sino una tendencia regular de ventas a la que no benefician las cifras de desempleo de la provincia. Las expectativas de los representantes del sector consultados por ABC son igualar las cifras de venta del año pasado. No se puede esperar otra cosa, dicen, de una ciudad que no remonta en términos económicos, por mucho que el comercio haga también el esfuerzo de mantener los precios mientras suben en el resto del país.

El presidente de Centro Córdoba, Manuel Blasco, asume que las ventas de la temporada de invierno han empezado «con retraso» y que será difícil recuperarse. Sin embargo, destaca el esfuerzo de la asociación por hacer del Centro de la ciudad una zona amable para las compras. A ellos se deben las atracciones para los más pequeños en el Bulevar del Gran Capitán, entre las que destaca la gran apuesta de este año, un gran tobogán de 15 metros llamado el «Faro de la Navidad». Además de dinamizar las calles para atraer a los vecinos, los asociados de Centro Córdoba cuentan con bonos de descuento para repartir entre los clientes.

En el Centro Comercial Abierto (CCA) de Ciudad Jardín, su presidente, Ramón Luque, destaca el «optimismo» con el que han iniciado la campaña los tenderos de la zona, de los que destaca la «cercanía y profesionalidad» capaz de hacer frente a las grandes superficies desde el comercio de barrio. La Navidad no es este año una oportunidad para hacer grandes números sino la balsa de salvamento para no echar a perder la temporada. Su homólogo de La Viñuela, Manuel Calvo, no disimula la «incertidumbre» que es la tónica imperante entre los comerciantes de la zona. Su objetivo es «llegar al volumen de ventas del año pasado» y para contribuir a ello y crear comunidad en el barrio preparan un programa de actividades que se presentará próximamente.

En Santa Rosa, el representante del CCA, Alfonso Alcaide, mira hacia el horizonte navideño con más optimismo. «Esperamos mejores resultados este año», aseguró, aunque lamentó que la falta de plazas para aparcamiento rotatorio en esta zona no juega precisamente favor a hacer del barrio una zona comercial potente. Critica que el Ayuntamiento no haya atendido a una petición que fue un compromiso electoral de la actual alcaldesa con los vecinos del barrio.