ORDENANZAS

Las claves de los impuestos municipales para 2017

El cogobierno castiga la tenencia y la venta de pisos con más IBI y plusvalía

Emilio Aumente y Alba Doblas en la presentación de las ordenanzas
Emilio Aumente y Alba Doblas en la presentación de las ordenanzas - ABC

El cogobierno presentó ayer su propuesta de ordenanzas fiscales para el próximo año 2017. Por ahora es sólo eso: una propuesta. El equipo de gobierno aún no tiene cerrado un acuerdo que le permita llevar el expediente al Pleno del Ayuntamiento de Córdoba. Las negociaciones principales se llevarán a cabo con el socio de referencia de la investidura, Ganemos. Además, aún será preciso escuchar a los órganos de asesoramiento tributario y social, así como al Consejo del Movimiento Ciudadano. Estas son las claves de la propuesta de PSOE e IU:

Un 3% más de IBI y más plusvalía

El cogobierno confiará en el ladrillo sus previsones de más ingresos municipales. Poseer o vender un piso serán los grandes castigados de la renovación fiscal de 2017, una veta fija para los tributos locales en uno de esos capítulos que no suelen fallar. El incremento se hará, además, sin que el equipo de gobierno se tenga que manchar las manos.

El IBI de urbana crecerá un tres por ciento y el de plusvalías (que se abona cuando se vende la vivienda), un seis por ciento. Todo por efecto del incremento de valores catastrales a petición del equipo de gobierno. Eso ocurre en un momento en el que los salarios no crecen, el precio de la vivienda despega pero de forma muy tímida y la inflación se encuentra todavía en ratios negativos.

Suben las tasas en Emacsa, Sadeco y Cecosam

Un segundo elemento relevante de la subida de tasas estará en dos empresas públicas. Conocida la decisión de Emacsa de subir un dos por ciento el precio del agua corriente, Sadeco y Cecosam irán por la misma vía en todos sus conceptos, aunque la empresa de cementerios incorpora nuevos «productos» a su carta de servicios.

Ambas sociedades se encuentran en momentos distintos. Sadeco tiene estabilizadas sus cuentas aunque necesita de una aportación constante de transferencias corrientes para cubrir sus fuertes costes en materia, por ejemplo, laboral. La empresa de cementerios sí que necesita una gestión mucho más agresiva para seguir realizando sus principales actividades como consecuencia de su tradicional desequilibrio entre ingresos y gastos.

Tributo a las «telecos»

En el capítulo fiscal, el Consistorio reincorpora una nueva figura que ya fue tumbada una vez en los tribunales. Las empresas de telecomunicaciones tendrán que volver a pagar por el uso de sus tendidos en las vías públicas. Tendrán que abonar una tasa -sobre una declaración de activos que habrán de presentar a primeros de año- por los tendidos de fibra óptica en las paredes o la colocación de antenas.

Se trata de un criterio tributario discutido porque ya, en su día, el Tribunal Supremo decidió cargárselo entendiendo que había una doble imposición, prohibida por la legislación española. El cogobierno ha copiado las iniciativas de los llamados «ayuntamientos del cambio» -Madrid, Barcelona y Zaragoza- con el propósito, dijo la edil de Hacienda, Alba Doblas, «de que devuelvan al pueblo» parte de lo que han venido ganando.

Los museos, más caros

Sí hay modificaciones sustanciales en las entradas a museos que también tendrán un incremento muy por encima de la generalidad. En plena situación de polémica por los horarios de los puentes, el Consistorio ha decidido que la entrada conjunta al Alcázar de los Reyes Cristianos y a los Baños anexos pase de costar 5,50 a ocho euros. Por su parte, la visita general a todos los museos del Consistorio tendrá un precio de diez euros frente a los 8,40 de la actualidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios