Debate sobre el estado de Córdoba

Ciudadanos retira la confianza y UCOR afirma que Córdoba está paralizada

Los grupos minoritarios denuncian que la situación tiene que cambiar

El portavoz de UCOR, Rafael Serrano, esta mañana durante su intervención
El portavoz de UCOR, Rafael Serrano, esta mañana durante su intervención - V. MERINO

Los grupos más pequeños del Pleno, Ciudadanos y Ucor, han mantenido un lenguaje crítico con el equipo de gobierno y le han rechazado la gestión realizada desde el inicio del mandato. El caso de Ciudadanos es más relevante porque propició el acuerdo presupuestario con el cogobierno: «obras son amores, alcaldesa», dijo el portavoz de Ciudadanos, David Dorado.

Dorado criticó la falta de resultados en materia turística y de gestión de empresas públicas. Cargó contra la retirada de proyectos del PP y la subida de impuestos. Aseguró que es preciso prestar un servicio más eficaz cumpliendo la legislación, que, dijo, se está vulnerando en la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Dorado acusó al cogobierno de utilizar a la Iglesia como elemento de enfrentamiento para superar las fallas de gestión. Afirmó que la alcaldesa es principal responsable de los resultados públicos.

Por su parte, Rafael Serrano, de UCOR, criticó durante la parálisis que sufre la ciudad como consecuencia de la falta de decisiones adopotadas por el equipo de gobierno. Reclamó un cambio basado en la gestión, en la reducción de impuestos y en el desarrollo de las inversiones.

El edil del grupo mixto cargó contra la falta de decisiones en materias relevantes como la Ronda del Marrubial o el desarrollo de viviendas de una Vimcorsa «que no construye».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios