BALANCE COGOBIERNO PSOE-IU

Un año «sin avances» en Córdoba

Organizaciones socioeconómicas consultadas por ABC hablan de «proyectos estancados» y «bicefalia tensa»

Centro de Convenciones del Parque Joyero
Centro de Convenciones del Parque Joyero - VALERIO MERINO

Un año ha transcurrido ya desde que los cordobeses acudieron a votar a las urnas, la sociedad civil tanteada por ABC prácticamente ha dado un suspenso a estos doce meses del cogobierno PSOE-IU en el Ayuntamiento de Córdoba, que han calificado de «inmovilistas», «centrados en polémicas» y con «innumerables asuntos todavía abiertos».

Bien es cierto que cada sector ha «pretendido barrer para su casa» y prácticamente nadie ha aportado una visión global al balance anual de la ciudad de Córdoba, si bien entre todos se puede conformar ese sentir generalizado de que «aquí no ha pasado nada y está todo sin zanjar».

Quien así opina concretamente es la recién elegida presidenta de la Plataforma Taurina de Córdoba, Laura Ruiz. Para ella, la vida en Córdoba se está centrando en «la polémica» y en la obligación por parte del ejecutivo local de demostrar a toda costa que se quieren hacer las cosas de forma diferente, pero dejando a un lado el consenso».

Sin pensárselo mucho, sacó a la palestra algunas de esas polémicas, como Aucorsa, el Consorcio de Turismo o Cosmos, y recordó que «nuestra plataforma nació, precisamente de otra polémica con la moción animalista por parte de Podemos Córdoba».

Una opinión compartida en parte por Rafael Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA) de Córdoba, si bien en su caso quiso especificar que hay dos partidos bien diferenciados: «uno serio, el PSOE, y otro, IU, que se dedica a realizar declaraciones incendiarias que generan inestabilidad».

Ejemplos de esas controvertidas declaraciones son, en su opinión, la Mezquita-Catedral (de nuevo) o el hecho de que los empleados del extinto Consorcio de Turismo «tengan que se rempleados del Ayuntamiento o del nuevo organismo autónomo que surja sí o sí».

«Barrios olvidados»

De igual modo, el portavoz de los autónomos dije echar de menos la difusión de la actividad al margen de lo que es el centro urbano. «Hay otras zonas de la ciudad y barriadas que están olvidadas», al tiempo que aseguró no entender el motivo de que proyectos anteriores, sólo por el hecho de haberlos iniciado el PP, tengan que ser relegados, como es el caso del Metrotrén o Centro de Convenciones y Ferias en el Parque Joyero «tan necesario para que las pymes crezcan al poder contar con un espacio expositivo de su producción más grande que la actual sede de la Diputación».

Al menos, Amor consideró un elemento «positivo» el convenio que se está desarrollando entre la ATA y el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec) que favorece al colectivo de los autónomos.

También la presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), Marisol Chacón, ve luces y sombras, en su caso casi al ciencuenta por ciento. Porque si bien lamenta que haya proyectos «sobre los que apenas se escucha hablar, y eso no es buena señal», como el Palacio de Congresos y Exposiciones de la calle Torrijos, también indicó que en lo que a su actividad respecta «están trabajando por que se mantengan las ferias en Córdoba, algunas de ellas incluso sin que funcionaran bien en la última edición o con novedades como la próxima que se va a organizar sobre Inmobiliaria».

En el caso de la Asociación de Empresarios de la Construcción (Fadeco), su presidente, Francisco Carmona, no fue capaz de atisbar nada positivo. «En todo este año no ha habido ningún cambio a mejor», dijo. De hecho, habló más de retrocesos que de otras cosas, especialmente en cuanto a la intención de revisar el Plan General de Ordanación Urbana (PGOU) «que no hace falta en absoluto».

Antes bien, Carmona apostó (y aconsejó) mirar más a algunos barrios «que todos conocemos» y que necesitan «de forma imperiosa» remodelarse no sólo urbanísticamente hablando, sino también a nivel económico y social. Y en este sentido, «no se ha hecho nada más allá de esas obras en barrios que ha cambiado de nombre, pero no de fondo, cuando la única mínima reactivación que está teniendo el sector es a través de la iniciativa privada».

Preocupación por Rabanales 21

También habló más de ausencias que de hechos el presidente de la Cámara de Comercio,Ignacio Fernández de Mesa. «Vemos que hay muchas cuestiones que se retrasan o que no terminan de arrancar, y eso es bastante significativo de lo que está pasando». En su caso, mostró preocupación por Rabanales 21, «que va excesivamente lento», o el Centro de Convenciones del Parque Joyero, que está en obras, pero «más lento de lo que es nuestro deseo».

Desde los organizadores de congresos de Córdoba, su presidente, Vicente Serrano, destacó que no se están llevando a cabo políticas de captación de iniciativas ni de promoción de la ciudad y más bien miró hacia lo que falta más que hacia lo que se haya podido hacer: «el Centro de Recepción de Visitantes sigue sin un acondicionamiento adecuado, mientras que los Museos municipales se mantienen cerrrados los lunes aunque sean festivos».

Ni siquiera los sindicatos son capaces de atisbar algún proyecto terminado. «La ciudad está estancada, sin imaginación para poner en marcha iniciativas que capten inversiones; toto es desastroso y caótico», aseveró Juan Miguel Carvajal, de la CTA.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios