TURISMO

El cierre del Palacio de Congresos supone ya más de 58 millones de pérdida

Desde que se cerró en 2013, se han dejado de celebrar unas 144 posibles citas de unas 250 personas

Vicente Serrano, presidente de la Asociación Provincial de Organizadores de Congresos
Vicente Serrano, presidente de la Asociación Provincial de Organizadores de Congresos - Archivo

¿Cuánto le ha costado a Córdoba el cierre del Palacio de Congresos de la calle Torrijos que empezó en 2013 y que están paralizadas? Un informe elaborado por el presidente de la Asociación Provincial de Organizadores de Congresos, Vicente Serrano, resalta que la ciudad ha perdido 58,3 millones de euros.

El cálculo se basa en que cada ejercicio el recinto cercano a la Mezquita-Catedral podría haber albergado en torno a 48 congresos anuales, lo que haría un total de 144 citas desde 2013. La media de asistentes a estos congresos, y tomando como base unas cifras conservadoras, es de 250 personas y la estancia media de 2,7 jornadas, a lo que hay que añadir que el gasto por asistente y día está valorado en unos 600 euros.

El informe presentado por la entidad que representa Vicente Serrano insiste en que los citados 58 millones de euros «repercutiría sensiblemente en la economía de la ciudad, visto desde un aspecto global, y en los distintos agentes implicados en el sector, desde los agentes de viajes, los hoteles, los restaurantes, guías turísticos, las empresas de diseño e imprentas, las empresas de audiovisuales, las de transportes o las de azafatas, así como las floristerías, los taxis y el comercio en general». Según el documento en cuestión hay más de 3.400 afectadas por la parálisis de las obras del Palacio de Congresos.

Una de las conclusiones más sangrantes del informe «se pone sobre la mesa la imposibilidad de presentar candidatura para las grandes citas nacionales e internacionales ante la falta de sedes o espacios adecuados, ya que Córdoba carece de espacios adecuados para congresos de más de quinientos delegados». A falta de infraestructuras públicas, la única solución para los organizadores de congresos a gran escala es mirar hacia los hoteles de más capacidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios