ARQUEOLOGÍA

Cercadilla vuelve a clamar contra el olvido de Córdoba

Una plataforma vecinal pide un convenio entre el Ayuntamiento y la Junta por el yacimiento

Restos en una de las zonas del yacimiento de Cercadilla
Restos en una de las zonas del yacimiento de Cercadilla - RAFAEL CARMONA

Durmió el sueño del abandono durante más de un milenio y medio, y ahora, un cuarto de siglo después de su descubrimiento y cuando ha pasado una década del momento en que se pudo visitar, Cercadilla vuelve al riesgo de estar sumergida en el olvido. No sucede así físicamente, porque los restos del palacio del Maximiano Hercúleo continúan a la vista, pero desde hace más de un año no se pueden visitar y las Administraciones se han olvidado de este conjunto.

El yacimiento de Cercadilla no parece preocupar más que a las asociaciones vecinales, que ven cómo, un año tras otro, va pasando al olvido mientras crece la maleza y no se puede conocer ni difundir lo que hay allí. Por eso acaban de dar un paso ante las Administraciones. La Plataforma Ciudadanos por Córdoba (integrada por las asociaciones vecinales Centro Histórico, Nueva Ciudad Jardín, Jardines de la Victoria, San Agustín y Trinidad) acaba de registrar en el Ayuntamiento de Córdoba un escrito dirigido a todos los grupos políticos con respresentación municipal que tiene dos propuestas. El Consistorio es el propietario de los terrenos en que se asienta el yacimiento, aunque su gestión corresponde a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Daños urgentes

Por eso el texto invita a PP, PSOE, IU, Ganemos Córdoba, Ciudadanos y Unión Cordobesa a que lleguen a un acuerdo para que el presupuesto municipal tenga una partida destinada a Cercadilla. Incluso dan alguna idea, como acudir a los fondos de la Unión Europea, que podrían ser para «invertirse en los daños urgentes» que afectan al yacimiento. Fuentes de la plataforma aseguraron que el trabajo comenzó hace algunos meses, cuando se mantuvo una reunión con la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, en la que se le pidió que actuara en el yacimiento.

A su juicio, los daños eran evidentes: el que los restos estén a la intemperie, y por lo tanto sometidos al clima, a la lluvia y a las oscilaciones térmicas, ha provado derrumbamientos en algunas estructuras, que al haber perdido la argamasa, se debilitan. «Los mosaicos están tapados con geotextil, pero este material también se ha debilitado», relatan. Nada que no suceda en yacimientos así, pero para luchar contra eso hace falta un mantenimiento que ahora no existe. Fue lo que se pidió a la consejera en esta cita, pero Rosa Aguilar les dijo que las competencias para su mantenimiento eran del Ayuntamiento, propietario de este espacio.

El yacimiento está cerrado desde 2015 y no hay fecha para recuperar las visitas

De ahí que la propuesta de esta plataforma vecinal sea un convenio entre las dos Administraciones, la autonómica y la local, para que entre las dos aborden la forma en que se frene el deterioro de Cercadilla. «También se podría recurrir al Profea para obras de albañilería o el tratamiento hidrófugo para determinados lugares», según apuntaron desde la plataforma. Sería la ocasión, apuntaron desde la plataforma, para actuar en algunos caminos y reparar algunos desperfectos que han aparecido en los últimos tiempos. La Junta de Andalucía había abierto el yacimiento en 2005, pero los sucesivos recortes afectaron a los horarios de apertura hasta que se cerró del todo en 2015. Hay voluntad de reabrirlo cuando sea posible pero ninguna fecha en el horizonte.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios