Imagen que presenta actualmente el Centro de Ferias y Convenciones de Córdoba
Imagen que presenta actualmente el Centro de Ferias y Convenciones de Córdoba - VALERIO MERINO
TRABAJOS PARADOS DESDE FEBRERO

El Centro de Ferias municipal de Córdoba salta al siguiente mandato

El Ayuntamiento no ha podido aún hacer la liquidación económica y faltan muchos meses para una reanudación de las obras

CÓRDOBAActualizado:

El Centro de Ferias y Convenciones de Córdoba, paralizado totalmente de forma oficial desde febrero de 2017 (la fecha real es muy anterior), ya no es materia de esta corporación. La fecha que ofreció a la alcaldesa, junio de 2019, para la terminación de las obras no es viable de forma que, en el caso de que se pueda comenzar, todo será materia de la próxima corporación, que será a la que le toquen las grandes decisiones. El equipo de gobierno ya ha advertido a los grupos municipales que este asunto se queda para el futuro tras las elecciones.

La determinación del Consejo Consultivo de aceptar la resolución del contrato supuso un mensaje de alivio. Todo estaba listo, pues, para la nueva licitación. La realidad es bien distinta. El contrato con UCOP, la adjudicataria del proyecto, se rompió legalmente pero eso no significa que el camino se haya cerrado. Al contrario, la relación entre ambas parques no está totalmente deshecha puesto que aún no se han hecho las cuentas de cierre. Ese paso se llama liquidación y en estos momentos solo hay unos esbozos provisionales. Las partes - el Consistorio y la empresa- afirman que el Consistorio se deben mutuamente algo más de dos millones de euros aunque en el caso de la cifra municipal el asunto está por ver.

Intervención ha pedido realizar una visita directa a la zona de obras porque, de momento, todo se ha ventilado mediante informes contradictorios de la dirección de obra, la Gerencia de Urbanismo y la empresa contratista.

Los arquitectos del proyecto, Javier Terrados y Fernando Suárez
Los arquitectos del proyecto, Javier Terrados y Fernando Suárez- V. M.

La instititución municipal sí parece tener claro que no tendrá que volver a licitar el proyecto arquitectónico, lo que podría dar pie a un auténtico problema de firmas. El Consistorio adjudicó en la etapa del PP este contrato al estudio de Javier Terrados y Fernando Suárez. La duda ahora es si había que volver a convocar un concurso para realizar el modificado por lo que resta, que no es poca cosa. Casi la mitad del edificio se encuentra sin construir y partes sustanciales del complejo formaban parte de los extras que ofrecía UCOP. Desarrollarlo tal y como se licitó no es posible porque sería un centro de ferias sin graderíos, cosa que sería poco confortable.

El debate entre los servicios técnicos municipales se ha saldado con la razón del «no». La decisión adoptada es que no es preciso, con el actual marco legal, volver a sacar el concurso, lo que facilitaría mucho las cosas. Cuando se produzca la liquidación, se encargará un trabajo concreto que es preparar un proyecto técnico adaptado a la nueva realidad. Su elaboración y contratación puede tardar varios meses.

Intervención ha pedido una visita a las obras para contrastar los informes técnicos de parte

Solo en ese momento, cuando se disponga de un detallado plan de obras, la actuación volverá a salir a concurso. El proyecto tendrá que licitarse en su actual situación, el 46 por ciento de lo ejecutado, como si fuese una actuación de nueva planta. Y antes habrá que realizar una actualización de precios. En estos momentos, los costes de la construcción no son, ni de lejos, los mismos que cuando el Centro de Convenciones salió por primera vez a pública subasta entre las empresas de la construcción.

La política

No hay ningún responsable municipal que se atreva a desarrollar una teoría razonable sobre lo que puede tardar una licitación como ésta dado que, pese a ser la mitad de una obra millonaria, sigue siendo una actuación que cuesta millones de euros. Eso quiere decir que su procedimiento de contratación puede demorarse muchos meses dado que, en buena lógica, habrá muchas ofertas en tanto se trata de una actuación de pago garantizado que cuenta con el aval de una Administración pública.

La cuestión no es solo de tramitación técnica o de planificación económica. Se trata también de estrategia política. En la oposición, no solo popular, cunde la especie de que en los partidos que sustentan al gobierno se perdió el interés también por una especie de planteamiento electoral. Y es que al PP le daña de cara a los comicios que el edificio esté parado y que no exista obra viva en su interior.

El portavoz del PP y alcaldable popular, en una comparecencia en el Centro de Ferias
El portavoz del PP y alcaldable popular, en una comparecencia en el Centro de Ferias - V. M.

En la última comisión competente, el grupo municipal de Ganemospidió al teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, un informe completo sobre los gastos fijos que genera el Centro de Convenciones exista o no la obra de reforma. El mensaje está claro: el debate electoral sí que puede girar sobre la cuestión aunque desde otro punto de vista. Reavivar si fue un acierto o una mala decisión su construcción.

A nadie se le escapa que el candidato del PP a la Alcaldía, José María Bellido, fue una pieza clave del equipo del alcalde que impulsó esa decisión y que tuvo un papel relevante en la gestión de toda la iniciativa como en el diseño de todo el planteamiento previo a las obras.